Los mercados han empezado con mucho brío y revalorizaciones de hasta un 0,8% pero ahora está cayendo. El punto de inflexión ha venido muy cerca de la apertura de los indicadores americanos, que vienen cayendo y han arrastrado a las bolsas europeas. No debemos olvidar que el Ibex lleva un año espectacular, con un 14% de revalorización, y deberíamos ser más sensibles a cualquier movimiento del resto de mercados, entre ellos el americano.
Los mercados han empezado con mucho brío y revalorizaciones de hasta un 0,8% pero ahora está cayendo. El punto de inflexión ha venido muy cerca de la apertura de los indicadores americanos, que vienen cayendo y han arrastrado a las bolsas europeas. No debemos olvidar que el Ibex lleva un año espectacular, con un 14% de revalorización, y deberíamos ser más sensibles a cualquier movimiento del resto de mercados, entre ellos el americano. Es cierto que lo que hay de fondo en los mercados no está dando malas señales, en el sentido de una venta masiva: los datos macro se están cumpliendo, los datos micro no han comenzado pero en EEUU los profit warning no han sido excesivos. Algo que temer: el vértigo a los máximos. De haber recortes, no deberían ser muy severos. Transmitimos tranquilidad pero teniendo en cuenta la revalorización.