Podemos esperar movimientos cortos en los mercados europeos que irán más allá de esta semana. La pasada estuvo centrada en las medidas de los bancos centrales y después del análisis más pausado, ahora toca un poco hacer números y ver cómo quedan las compañías tras la publicación de resultados. Esta semana, sin muchas referencias macro, no habrá cambios demasiado importantes.
 

Ante la reunión en Viene de los países de la OPEP, estamos pendientes del precio del crudo. Por fundamentales, el crudo debería moverse entre 40-55 dólares por barril, básicamente por el precio al que los productores pueden comenzar a producir el shale gas. “Con la caída del precio del petróleo, se han cerrado los pozos que eran menos eficientes, con lo que esa banda debería ser de más estabilidad para el medio plazo”, reconoce Víctor Peiro, director de análisis de Beka Finance.

Abengoa está pasado por un proceso de reestructuración financiera y de actividades y lo que podemos esperar en las aportaciones de capital – que no son baratas pues entran sólo si obtienen una rentabilidad muy alta – es que los accionistas actuales tienen que tener cuidado porque pueden tener una dilución importante. La otra parte de la reestructuración de la compañía pasa por la venta de activos. Cuando haya una base de capital mínima para proveedores, empleados y pagar las deudas de corto plazo, se verá qué activos pueden vender para crecer a largo plazo.

Creemos que el sector bancario ya ha pasado su purga más importante en cuanto a temas de ajuste de estructura y los tipos de interés en negativo aunque se pueden financiar a menos del 0% si aumentan el crédito, eso hay que ponerlo en una cocktelera y añadirle el dato de que crecimiento de crédito será limitado. Hay que ser selectivo en el sector y hay que tener una cartera ponderada entre valores que estén en España, como Bankia, y luego apostar por los dos grandes valores pues este año será el de la recuperación de los emergentes, y Santander puede reflejar la estabilización y posterior recuperación de Brasil. BBVA hemos visto que México puede hacerlo bien y creemos que es lo menos arriesgado.

ArcelorMittal y Acerinox. Son empresas con una beta enorme.. Son las que han tirado al Ibex en comportamiento relativo y ahora lo contrario. Han puesto las medidas necesarias para su reestructuración. En caso de ArcelorMittal tiene las bases para moverse positivamente siempre que el precio de las materias primas se estabilice. A comienzos de año hemos visto cierto rebote en el mineral de hierro. Además, las medidas antidumping de EEUU impulsarían mucho a ArcelorMittal.

Declaraciones a Radio Intereconomia