Wall Street comienza la sesión en positivo con un aluvión de datos macroeconómicos sobre la mesa. En opinión de Sara Pérez Frutos, Directora de Eaton Vance en España es destacable que “por lo menos el dato de IPC no ha sido malo si lo comparamos con el dato de ayer de los precios de la producción industrial que dejó una tasa interanual en el 6,7%”. “El dato de precios al consumo se ha quedado como se esperaba y la tasa interanual se sitúa en el 4%”, matiza la analista quien explica que “es un dato que está por encima de las expectativas que le resultan confortables a la Reserva Federal que estarían entorno al 1 ó 2% ya que la realidad nos sitúa en el 2,4%”.
Sin embargo, la experta asegura que “no es un dato escandaloso como para olvidarse del recorte de tipos de interés que el mercado espera”. En el ámbito de las viviendas “el índice de construcción inicial de viviendas ha sido más flojo de lo que se esperaba, de hecho es el dato más bajo de los últimos 17 años”. Pérez Frutos recuerda que se han iniciado en lo que va de año “947.000 viviendas y el mercado inmobiliario sigue estando flojo”. Sí que ha sorprendido favorablemente el dato de producción industrial que “ha subido un 0,3% cuando se esperaba un dato negativo”. La experta apunta que “los indicadores se alivian y hacen pensar que en el primer trimestre hemos visto ya el peor de los escenarios posibles”. En resumen –sintetiza- “los datos han sido de neutrales a positivos”. En la jornada de hoy los inversores también prestan atención a los resultados empresariales, “la parte positiva es para Coca Cola (registró un aumento del 19% en sus ganancias) gracias al aumento de ventas en China y Latinoamérica, no al consumo interno estadounidense”. Si bien es cierto –recuerda- que “ha superado las previsiones de los analistas y el mercado se los toma bien”. En cuanto a Intel, cuyos resultados se publicaron ayer tras el cierre del mercado, Pérez Frutos establece que “aumenta sus previsiones de ventas para el trimestre y para todo el año lo que ha provocado que el Nasdaq sea el mejor indicador en la apertura”. Un día más el sector financiero está en el punto de mira, según la experta “parece que en este sector las malas noticias empiezan a no ser tan malas”. JP Morgan recortó sus beneficios en un 50% “por las subprime y las revalorizaciones de este tipo de activos pero ha sido un recorte por debajo de lo que se esperaba por parte de los analistas”. Así las cosas, “cuando el sector financiero no lo hace peor de lo esperado parece que son buenas noticias y así lo recoge el Dow Jones y el S&P 500 que suben más de un 1%”. La experta manifiesta que en la parte negativa “no hay que olvidar que tenemos el crudo rozando máximos por encima de 113 dólares y el dólar marcando mínimos”, además “a tenor de esta presión tampoco nos extrañaría que el cierre de la sesión fuera con niveles menores de los que estamos viendo”. Sara Pérez Frutos matiza que “es pronto para empezar a invertir en la bolsa neoyorquina”, “sería cuestión de empezar ahora con un 20% de inversión, en junio otro 20% y dejar la mitad de nuestra cartera para la segunda mitad del año”. Explica que “parece que hemos visto niveles mínimos y no son malos para ir empezando a hacer cartera aunque con prudencia, calma y viendo que aún hay volatilidad”. De hecho para esta analista, “el año lo vamos a hacer en los dos últimos meses”.”Quien no se sienta con mucho valor que vea los toros desde la barrera”, resume. En lo que respecta a la economía norteamericana, “que es el motor del mundo, tenemos que recordar que ellos lo empezaron a pasar mal en agosto del año pasado” pero que “también comenzaron a tomar medidas”. Por ejemplo –explica- “los tipos de interés estaban en agosto al 5,25% y ahora probablemente bajen al entorno del 1,5%”. Además, “las medidas fiscales aprobadas en diciembre empezarán a hacer efecto en junio” y “si tenemos en cuenta que el recorte de tipos tarda en llegar al bolsillo del ahorrador unos seis meses, será a partir de junio cuando empecemos a ver los efectos positivos”. Pérez Frutos apunta que EEUU “lleva un mal año en el sector inmobiliario, los precios han caído una media del 15% y parece que ahora el mercado empieza a ajustarse”. En nuestro país sin embargo –explica- “vamos con retraso, ahora estamos empezando a ver caídas con meses de retraso y si se toman las medidas oportunas, veremos si en diciembre se recupera el buen tono”. Pérez Frutos matiza también que al otro lado del Atlántico, “los bancos ya han expuesto las consecuencias negativas y se ve que las compañías siguen adelante”, “son meses malos pero no es el peor de los infiernos, en parte porque sus gobernantes han hecho los deberes”. La experta resume que “lo peor lo hemos vivido ya y a partir de ahora puede ser que poco a poco veamos como mejora la situación”.