Apertura en positivo de Wall Street donde los datos macroeconómicos llevan la batuta y tienen hoy una tendencia mixta. Juan Carlos Castillo Montero, director de análisis de Capital Bolsa explica que “hay un cierto optimismo en el mercado”, “acabamos el trimestre con compras por el posicionamiento de los gestores con baja ponderación en carteras y hoy siguen entrando compras”.
 Además “los datos están muy en línea con lo esperado, es cierto que el informe ADP del mes de junio está ligeramente por debajo de lo esperado, se han destruido 473.000 nóminas y el dato es negativo” pero “la revisión del mes pasado es positiva por lo que se produce un efecto neutro”. En cuanto al ISM y los datos que llegan del mercado inmobiliario, el experto apunta a que “están en línea y no marcan tendencia”.

Castillo Montero puntualiza que “somos negativos para este trimestre y para la segunda mitad del año, ahora las compras se justifican por varios motivos”. “Los gestores piensan que EEUU tendrá una recuperación limitada y ligera aunque veremos un PIB positivo, el crecimiento será moderado” y “en China el crecimiento provocará que los beneficios empresariales de compañías que tienen actividad allí salgan por encima de lo esperado”, es la opinión “en general de los gestores pero nosotros no pensamos lo mismo”. 

“Por otro lado existe mucha liquidez en el sistema, se aminora la aversión al riesgo pero el sistema financiero que ha provocado ese descenso del miedo tendrá una segunda oleada de amortizaciones”, explica el analista. “volverán a infraponderarse los activos de riesgo y por tanto veremos ventas en el mercado”. Además, “los modelos de valoración nos dan precios objetivos que estarían por debajo de los actuales”.

Hoy General Mills rinde cuentas al mercado y lo hace bien, casi duplica su benefició. Para Castillo Montero, “la compañía se beneficia de la crisis económica y de la tendencia del consumidor de comer en sus casas y no fuera como ha dicho el presidente”. Así mismo “sus nuevas marcas de cereales han sido bien acogidas, tienen un precio menor lo que les beneficia en este entorno de recesión”. Así las cosas los “resultados además de doblarse han estado muy por encima de las previsiones, se esperaba un BPA de 80 centavos y ha salido de 1,07 dólares, las ventas también han estado por encima al igual que el margen”. Han sido “unos resultados un poco mejor en la parte baja de la cuenta de resultados más que en la parte alta, lo que demuestras que han acometido un ahorro de estructura de costes importante y cuando las ventas suban la cuenta se incrementará en beneficios de forma geométrica por lo que la compañía podría ser una buena oportunidad de compra”.

Así las cosas, el experto matiza que “las oportunidades cuando se hace una inversión se puede analizar con su componente específico y el general que es lo que afectará el movimiento del mercado”. “Dependiendo de los ciclos económicos, uno tiene prioridad sobre otro y aunque la incertidumbre se ha relajado se incrementará y tendrá más fuerza el entorno económico” por lo que “si esperamos una caída de los índices y nuestro escenario es negativo, ahora no entraríamos en mercado”.