Wall Street abre con indefinición tras la buena jornada de ayer. Jornada de dudas, tras conocerse que las empresas estadounidenses despidieron a 522.000 personas el pasado mes de enero. Un dato que no deja de ser la antesala de la tasa de paro mensual que se conocerá el próximo viernes y que según Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners, "podría situarse en el 7,5%, lo que supondria -a juicio de esta experta-  una destrucción de empleo de 542.000 puestos de trabajo”. Además, respecto al dato de ISM “se ha publicado que ha sido de 42,9 %”. Por lo que, en principio “parece que los datos están siendo menos malos de lo que los analistas estábamos considerando”. Esto, asegura la experta que “podría ayudar a crear un suelo en la economía y por consiguiente, en la bolsa norteamericana”.
Una de las noticias del día viene de la mano de Obama que ha anunciado recortes en los sueldos de los ejecutivos de Wall Street. Sara Pérez Frutos cree que “lo que ha hecho es poner un techo a los ejecutivos de esas empresas, que necesitaban ayudas, de 500.000 dólares”. Por lo que, asegura la experta que está prohibición de que puedan tener sueldos más altos “se mantendrá hasta que las entidades devuelvan todo el dinero de ayudas que los contribuyentes están teniendo que soportar”.

Atención también en el día de hoy al sector automotriz tras hacerse público en el día de ayer que la venta de vehículos en Estados Unidos de los mayores fabricantes cayeron más de lo esperado. La experta cree que “las ayudas estatales van a tener que ir directamente enfocadas a los fabricantes norteamericanos”. Además, añade la experta que “hoy también se ha conocido que es la primera vez que los fabricantes japoneses y coreanos acaparan más del 50 por ciento de la cuota de mercado”, por lo que señala que “las que están teniendo problemas son Ford, Chrysler o GM”, debido a que “no son capaces de ofrecer modelos competitivos a sus consumidores”. Por lo que, tal y como están funcionando “están perdiendo mucho dinero”, por lo que tendrán que acabar por fusionarse o decantarse por otra forma de hacer coches mas eficientes”, porque en términos de empleo “sería un auténtico colapso que tuviese que cerrar alguna de ellas” por la cantidades de personas que operan en las mismas.
 
Hoy también era noticia Warren Buffet que ha puesto en su punto de mira, Harley Davidson. A través de su holding Berkshire Hathaway, ha comprado deuda de la compañía por 300 millones de dólares. La analista cree que “Buffet está haciendo inversiones en economía real en compañías que él considera que están muy depreciadas, pero que confía que pueden salir adelante”, por lo que señala que “podría ser muy buena opción en el momento en cuanto el ciclo se recupere”. Por consiguiente, advierte de que “hasta que el ciclo no toque suelo, esta empresa sufrirá”.
Continuando con las noticias empresariales, Costco presentaba hoy un profit warning. La analista dice que lo que sorprende ahora sería “que no hubiese profit warning”, ya que “estamos viendo cómo más de la mitad de las compañías que están en el S&P que han presentado resultados, lo han hecho peor que las estimaciones, así que una más y a ver si ese plan de estímulo de Obama es aprobado” ya que será lo único que “va a dar un punto de inflexión en el mercado norteamericano”.

Para finalizar, las recomendaciones a corto plazo de la directora general de Dracon Partners, pasan por “seguir siendo muy prudentes”. Porque “aunque tengamos al Dólar fuerte, la bolsa está ahora mismo haciendo un suelo, a pesar de no haber tocado los mínimos de noviembre”. Así que, estima que “la tendencia sigue siendo bajista y no entraríamos en los mercados a corto plazo”. Sara Pérez Frutos esperaría “a que los planes que se van a ver en las próximas semanas se confirmen y haría tiempo para entrar en el mercado de renta variable”. Por lo que de momento, “y sobretodo para el inversor minorista”, la experta recomienda “seguir fuera”. Para los que sean más arriesgados “que respeten los stop-loss, porque la volatilidad -dice- sigue estando por encima del 40%”. Aunque no obstante, de entrar, apostaría por sectores defensivos como el farmacéutico.