Apertura en positivo en Wall Street donde a los pocos minutos de negociación las dudas se imponían en los índices. En opinión de Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners “hemos conocido los costes laborales, ligeramente peor de lo esperado porque esperábamos un incremento del 2,9% y ha crecido el 3%”, también “las peticiones de subsidio por desempleo que han estado muy ligeramente por encima de lo esperado, han salido 621.000 y se esperaban 620.000”.
El problema es que “en realidad lo que indican los datos es que mañana el dato de paro podría pasar del 8,9% al 9,2%, la más alta de los últimos 25 años en la economía estadounidense” y “esto hace que el mercado tome beneficios”. “Ayer fue casi el primer día de caídas después de 10 días subiendo y hoy podríamos cerrar con recorte, aunque tal vez alguna noticia nos haga terminar con números verdes”. 

El dato de paro no ensombrecerá según esta experta las expectativas de recuperación en EEUU. “Los datos de empleo van con un poco de retraso” y es que “cuando la economía empieza a ir mal se pierde empleo”, “ahora vamos un poco mejor y veremos que se empezará a destruir empleo cada vez menos hasta que se empiece directamente a crear empleo”. Para llegar a este punto, “faltan meses” y “aunque ahora la ecónomico se esté comportando mejor, el dato de empleo va a seguir 3 ó 4 meses siendo negativo” y “no descartamos que supere el 10%”. Aún así la directora de Dracon Partners recuerda que “las bolsas adelantan y el dato del empleo es un dato con un poco de retraso”. 

También hay ojos para el consumo después de que hoy se conociera que las ventas minoristas cayeran más de lo esperado. La analista explica que “hay mucha prudencia y si hay una tasa de paro amplia, esto frena las decisiones de consumo”. “Pasa lo mismo que en España, si una persona ha perdido su trabajo o cree que puede perderlo, deja de comprarse un coche o una casa”. “Lo que tiene que ocurrir para que vuelvan las decisiones de compra es que vuelva la confianza, parece que vuelve al mercado financiero” y “el Gobierno de EEUU está apoyando a las empresas” porque “aunque General Motors ha quebrado, ha sido para priorizar su eficiencia y convertirla en una empresa rentable”, haciendo estas cosas “la confianza llegará”. 

Pérez Frutos reconoce que “allí empezamos a ver mejoras, la crisis comenzó en agosto de 2007 y llevamos para dos año de crisis mantenida en el tiempo”. “Ya en septiembre de 2007 la FED empezó a bajar tipos, se adoptaron paquetes fiscales, inyecciones de dinero, más rebajas de tipos, se han rescatado bancos y otro tipo de empresas”, en definitiva “se ha dado un apoyo constante a un paciente que estaba a punto de morirse y ahora intentamos que recupere la salud”. “Aquí no llevamos esos dos años ni hemos tenido impulsos monetarios ni fiscales y no tenemos todos los cuidados que el paciente debería tener”. “Parece difícil que se vaya a recuperar aquí aunque parece que no se muere el paciente”. 

La analista mantiene que “seguimos viendo oportunidades en el sector financiero, en compañías como Citigroup, Bank of America, Goldman Sachs que lo han hecho bien los últimos meses pero tienen recorrido”. “Creemos que si las economías recuperan, las materias primas pueden ser un buen sector, empresas como Río Tinto que hoy considera vender parte de los activos para adelgazar sus balances”. Ahora mismo “es pronto para fijarse en el mercado inmobiliario pero en dos o tres meses sí habría que echarle un vistazo porque ya están tocando suelo y podrían comenzar a repuntar”.