“Hay muy poca liquidez y los inversores están esperando alguna noticia por parte de los bancos centrales”.

Esta semana debemos estar atentos a “las subastas de deuda en Alemania y Portugal y a las necesidades de capitalización de los bancos españoles que se conocerán el viernes. En definitiva, se busca en todos estos acontecimientos algo en lo que justificar los movimientos del mercado”.

“El miedo es racional y los inversores no pueden gestionar el riesgo por lo que optan por reducir sus posiciones. El miedo se está traduciendo en poca liquidez, rangos laterales y bajada de liquidez. Una contradicción más del mercado”.

“Poco a poco los bancos centrales van a posibilitar que agosto sea un mes tranquilo. De hecho, creo que podríamos asistir a subidas significativas en los próximos meses porque hay mucha liquidez en el mercado”.

Declaraciones a Radio Intereconomía