Hasta el día 7 la bolsa va seguir subiendo ya que al haber elecciones en EEUU sería muy negativo políticamente un desplome la bolsa. La volatilidad está baja y las opciones se pueden comprar a buen precio, pensamos que el lado bueno es el lado alcista.
El mercado continúa alcista y no deja que ninguna caída tenga importancia y eso es muy relevante. Estamos en una situación en la que, tras acumular muchas acciones en junio y julio, tenemos un ratio en el que por cada tres acciones que se venden se compra una. Este es otro síntoma alcista, los directores se quedan con las acciones ya que creen que el mercado va a seguir subiendo. También lo vemos en los ratios put-call. Hasta el día 7 la bolsa va seguir subiendo ya que al haber elecciones en EEUU sería muy negativo políticamente un desplome la bolsa.