El Ibex35 termina la sesión con una penalización de más del 3% que le llevó hasta los 10.461 puntos. Números rojos que tuvieron a FCC y DIA como valores más penalizados, con pérdidas de más del 5%, y que de nuevo apuntaron a dos focos de incertidumbre – Grecia y China – de la mano de un crudo que sigue perdiendo posiciones con un euro en los 1.2415 dólares. 


Los números rojos de nuevo vuelven a instalarse en los principales índices, de ambos lados del Atlántico. Una penalización que de nuevo se vio forzada por dos economías que de nuevo han saltado a primera plana: Grecia y China. La economía helena ha vuelto a poner nerviosa a la Eurozona al especular con que está demasiado débil para enfrentarse a la debilidad que hay en el exterior, lo que sería un grave perjuicio para su situación. Y además, elecciones anticipadas que abren la posibilidad de que algún otro grupo político eche por tierra “los esfuerzos económicos realizados hasta el momento, lo que puede lastra otra vez este agujero negro de Europa”, explica José Luis Cárpatos, analista independiente. De otro lado, China que ha vuelto a insinuar que es posible no llegar al 7% de crecimiento.

Todo ello choca con unos índices que, en el caso del DAX, de nuevo vieron imposible la superación de los 10.000 puntos. Aquí en España, el selectivo español cerró la sesión con una penalización del 3.1% que le arrastró hasta los 10.461 puntos. Números rojos que se llevaron por delante a las acciones de FCC y DIA. La constructora se vio penalizada con pérdidas de más del 7.4% que les llevaron hasta los 12.0800 euros. Por otra parte, las acciones de DIA sufrieron una caída de más del 5% que les llevaron a cerrar en los 5.3520 euros. Los títulos de la alimentaria se vieron perjudicados por el profit warning que ha dado Tesco, compañera del sector de la compañía.

Entre los más penalizados, IAG, Gamesa y Banco Sabadell sufrieron pérdidas de más del 4%, con lo que mañana arrancarán desde los 5.7830 euros, 8.1650 euros y los 2.2340 euros, respectivamente. Sufrieron también recortes el resto de entidades. A dos días de que se celebre la segunda subasta del BCE sobre los activos bancarios – TLTRO – los títulos de Banco Popular sufrieron una caída de más del 4%, Santander descontó más del 3.5% de su cotización – hasta los 7.0320 euros – en tanto que las acciones de Bankinter y BBVA también sufrieron ese mismo porcentaje, con lo que mañana arrancarán desde los 7.1200 euros y los 8.3290 euros.

De los títulos que intentaron nadar a contracorriente, Jazztel. La operadora cerró plana en los 12.5500 euros. ¿Y de los pesos pesados? Números rojos. Iberdrola cerró en los 5.6660 euros. Telefónica amplió los números rojos y cerró en los 12.9200 euros en tanto que las acciones de Repsol e Inditex perdieron algo más de dos puntos porcentuales, con lo que mañana arrancarán desde los 17.6100 euros y los 22.6300 euros, respectivamente.