El inicio del año no ha podido ser peor. Un desplome en el Ibex35 de más del 2,4% que le ha llevado a los 9.313 puntos en su último nivel. ¿La causa? Dicen los expertos que China y el mal dato de PMI e ISM. El efecto ventas se ha trasladado a Wall Street, que ha visto cómo el S&P perdía la media de 200 sin dudar. En una sesión en la que sólo Indra y Gamesa salen como vencedores.
 
La sesión no ha podido ser más negativa. Comienza un nuevo año y, el mismo motivo de preocupación con el que abandonamos 2015, vuelve a hacer de las suyas. El desplome de China, a razón de unos datos económicos peores de lo esperado, ha provocado que el resto de índices haya caído con fuerza en la sesión.

Dice José Luis Cárpatos, en su análisis intradía que “en realidad no se sabe cuánto más habría bajado esta bolsa casino, si no llegan a activarse las nuevas medidas anti caída, preparadas por el gobierno chino a finales del año pasado. Ha caído el 7% porque el mercado se ha parado mucho antes del final, si no…En esta tabla del Wall Street Journal se ve con claridad la evolución de la sesión”. (…) Como ya comenté en mi conferencia en la Bolsa de Madrid de finales de diciembre que pueden ver los suscriptores de Estrategias aquí aunque puedo estar equivocado, para mí si hay sustos este año tiene que ser China quien los dé. Pasaron muchas cosas el año pasado, pero al final quien nos tumbó de forma dramática en agosto fue China, y a ella es a quien tenemos que vigilar.  Hoy la bajada ha venido, por el levantamiento de algunas prohibiciones de venta, por el pésimo dato de PMI de manufacturas, véase gráfico adjunto de Zerohedge.com


  
Y por la devaluación constante del yuan, que no olvide fue clave en la caída de agosto. Ahora está peor que entonces en mínimos de 2011:


  
Habrá que seguir vigilando lo que pase en China. El gráfico apunta malas maneras técnicas, vean el siguiente de Reuters: 

 
La directriz alcista que venía marcando la recuperación se ha perdido de manera violenta. No obstante ya saben que si se pone la cosa fea el gobierno chino es muy expeditivo parando las caídas. La última vez hasta metió en campos de concentración a más de uno por malvado especulador en la venta. Ya saben que cuando la bolsa china sube es propio de sabios que siguen a Confucio…
 
Con todo este mal inicio de año la situación técnica en Europa, es peligrosa. El gráfico semanal del futuro del Ibex roza soportes muy peligrosos.   Además como destacan algunos analistas el volumen de esta mañana en las ventas ha sido agresivo.  Y peligrosa igual la situación del “jefe”, del futuro del mini S&P 500: Como vemos, se ha tragado la media de 200 finalmente, y ahora lucha contra una zona de soporte realmente peligrosa.  Hay que recordar la situación de las grandes instituciones.
 
Hoy por la tarde tendremos los datos de cómo se posicionaron a partir del cierre del 30, y veremos como están, pero como vemos llevan mucho tiempo sin pasar ni por equivocación a compradores. Y esto es algo muy a tener en cuenta. Ninguna subida será fiable, mientras esto no suceda.

Dentro del Ibex35...
 
Con todo este panorama los valores relacionados con las materias primas lo están pasando muy mal.  Y el Ibex  lo está pasando mal. No nos debe extrañar que el Ibex lo haga peor que los demás.   Al cierre, las penalizaciones más fuertes se las llevaron los títulos de ACS y ArcelorMittal, con pérdidas de más del 4%. Inditex, Grifols u OHL cerraron con descuentos de más de tres puntos porcentuales.  Pero, si por algo destacó la sesión, es que no hubo discriminación en las caídas.

Santander y Telefónica también se vieron fuertemente penalizadas con caídas de más del 3% - con lo que mañana arrancarán desde los 4,4170 euros y los 9,9250 euros – mientras que las acciones de BBVA vieron descensos de más de dos puntos porcentuales, hasta los 6,60 euros por título.

Tan sólo dos valores cerraron en positivo: Gamesa e Indra. Esta última avanzó un 2.09% y cerró la primera sesión del año en los 8,8500 euros. Por su parte, las acciones de Gamesa terminaron la jornada en los 16,0150 euros tras añadir algo más de un punto porcentual a su precio.
  
Otro factor clave en la sesión de hoy es la escalada del conflicto en Oriente Medio. Arabia saudita ejecutó un clérigo chiita y en Irán en represalia asaltaron la embajada. Esta mañana Bahréin y la propia Arabia Saudita han roto relaciones diplomáticas con Irán. Esto provoca en el mercado un sentimiento doble, dice Cárpatos. Por un lado, el temor a que la zona ya reviente por los 4 costados. La inestabilidad siempre es peligroso, y hablamos ya de países muy importantes. Pero por otro se piensa, que todo este enredo, entre primeras potencias mundiales productoras de petróleo puede hacer subir el petróleo, algo que últimamente se ve de forma positiva para las bolsas.