El Ibex35 cierra en números rojos y despide de nuevo los 10800 puntos. Dicen los expertos que ahora todo el peso reside en el BCE y la contundencia con la que tome su decisión. Especialmente después de conocer un dato de paro como el que hemos tenido en nuestro país, que bajó un 2.3% en el mes de mayo. La prima de riesgo en los 144 puntos básicos con un euro que cerró en los 1.3627 dólares. 


Jornada de descanso en la renta variable nacional que, por el momento, deja a un lado su ataque a los 11000 puntos. Aunque, dicen los expertos, este es n nivel que se da más que descontado en el selectivo “que ya mira hacia los 12.000-12.200 como la siguiente resistencia, que además coincide con el 0.618% de toda la caída que viene de los máximos históricos”, explica Roberto Moro, de Apta Negocios. El selectivo se dejó un 0.46% y cerró en los 10.776 puntos.

Las ventas se han impuesto en una jornada en la que además, el dato de paro de nuestro país ha dejado 111.900 personas menos registradas en las oficinas de los servicios públicos de empleo, un 2.3% menos que en el mes precedente y que supone el mayor descenso en este mes desde el inicio de la serie histórica. Quizás fue el motivo por el que la prima de riesgo siguió su descenso hasta los 144 puntos básicos.

Las mayores ventas de la jornada se instalaron sobre Banco Popular que, al ritmo del 2.5% cedió hasta los 5.0470 euros por acción. Y, en contra de lo que viene sucediendo en jornadas previas, Gamesa también se coloca en los primeros puestos de los números rojos con descuentos de más de dos puntos porcentuales en su cotización. Mañana arrancará desde los 8.8780 euros por acción la jornada.

Mediaset y Grifols también complementan los negativos. Los títulos de la cadena de televisión cotizan con pérdidas de más del 1.9% y cotizan en los 8.2400 euros en tanto que las acciones del fabricante de hemoderivados de plasma sanguíneo mañana comenzarán a cotizar desde los 38.9950 euros.

Y lo mismo para los pesos pesados. Santander descontó algo más del 0.15% en la sesión, hasta los 7.5170 euros. Por su parte, BBVA cerró la jornada en los 9.3790 euros tras sufrir pérdidas de más del 0.26%. Mayores fueron los números rojos de Telefónica – que perdió algo más del 0.8% en la sesión – mientras que Repsol quedó plana en los 20.8650 euros. Dice Roberto Moro que podría haber llegado el momento de vender la petrolera, que no tiene potencial más allá de los 21-21.40 euros.

Tan sólo cuatro valores tuvieron mayoría de órdenes compradoras en la sesión. De hecho, Caixabank lideró las subidas con más del 1.4%, hasta los 4.5260 euros. Por su parte, las acciones de Gas Natural arrancarán mañana desde los 21.37 euros mientras que Inditex y BME cerraron con subidas de más de dos décimas, hasta los 106.35 euros y los 33.95 euros, respectivamente.