El Ibex35 pone fin a la sesión con una penalización del 1,5% que se amplía hasta casi el 2% si tenemos en cuenta el cierre semanal, a pesar del dato de empleo conocido en EEUU. Parece que pesa más la vuelta del Brexit a primera plan tras el “flash crash” de la libra que, a pesar de ser un movimiento de ida y vuelta, ha provocado que la divisa británica vuelva a niveles que no veía desde 2011 frente al euro. Una situación que ha provocado pérdidas de más del 5,8% en IAG al cierre de la sesión.
 
Tal como explica José Luis Cárpatos, analista independiente en su análisis intradía que el desplome que ha experimentado la libra ha sido brutal y “merece toda la atención por muchos motivos”.



En primer lugar se ve el gran problema del forex contado. No es un mercado claro. No tiene una cámara como el futuro del dax, o las acciones de Telefonica. Esto es un poco salvaje. Y de hecho no se ponen de acuerdo ni siquiera sobre cuál ha sido el mínimo de la sesión. Dicen que, aunque sea un poco como el salvaje oeste, es un mercado más “seguro” que los otros porque su gran volumen lo hace más estable. Pues parece claro que ni en broma es así. Todo lo contrario. Estamos hablando de la divisa de un país de los grandes, y esto que ha hecho hoy es un disparate.
 
Si uno se queda abierto a estas horas, cuando la pérdida es muy grande, el software de su bróker le cerrará la posición si no tiene bastante dinero en la cuenta, y luego cuando sube ya es demasiado tarde.
 
La “tranquilidad” de los stops loss, no es tal…Si nos salta en el momento en que la liquidez se corta y la horquilla se hizo 250 veces más grande que la media anual, el stop se puede haber ejecutado muy lejos de donde lo pusimos perdiendo muchísimo y si lo pusimos limitado, si nos dejan puede haber pasado por encima y no haberse ejecutado, procediendo entonces el bróker a cerrarnos la posición por pérdidas enormes como en el primer caso.
 
Resumen de la sesión en 90 segundos

   

Mientras, debemos empezar a ver que las bolsas europeas siempre encuentran una excusa para no subir en serio desde hace mucho tiempo. Hasta ayer era la historia ésta que se habían inventado, no sé quiénes, de que se iba a iniciar el tapering. Se zanjó claramente al ver que en las actas de la FED no había nada de esto, y además Constancio del BCE dijo literalmente que todo era un invento de los medios y que no había nada de eso. Y así parece.
 
El Ibex35 cierra la sesión con pérdidas de más del 1,5% hasta los 8.624 puntos. Una penalización que ha llegado liderada por los títulos de IAG – con un desplome de más del 5,9% - Ferrovial e Indra, que han visto cómo sus títulos ceden más del 3% al cierre de la sesión.
 
Los  bancos también se cuentan entre los números rojos el día en que vuelve Deustche Bank a las portadas con varios medios anunciando que la entidad habría ocultado pérdidas en operaciones por valor de 10.500 millones. Tal y como informaba esta mañana Bloomberg, la entidad alemana  tiene un nuevo foco incendiario a la vista.  Una auditoría encargada por el regulador alemán habría dejado al descubierto que el banco empleó ingeniería contable para maquillar su solvencia y ayudar al ocultamiento de pérdidas en Banca Monte dei Paschi di Siena (Banca MPS) mediante 37 operaciones complejas en repos en las que recurrió a derivados financierosSabadell y Santander a la cabeza, con algo más de un 1,8% de descuento, mientras que tanto Popular como Caixabank consiguen cerrar en positivo con subidas que rondan el medio punto porcentual. 
  
Eso sí, subidas que quedan algo alejadas de las experimentadas por ArcelorMittal, que cerró con subidas de más del 2,2% en los 5,6660 euros.