El Ibex35 cierra la sesión con una revalorización del 0.9% que no consiguió devolverle los 9800 puntos al cierre. Una subida que llegó liderada por Banco Popular y Bankinter en una jornada en la que se dio a conocer la morosidad del sector financiero, en máximos históricos.
 
Malas noticias para la banca y, sin embargo, es el sector que ha liderado las subidas de la renta variable nacional. Con un repunte de la morosidad de nuevo hacia máximos históricos del 12.67%. Todo ello en el día en que el BCE ha seguido solicitando que las entidades europeas refuercen su capital, sin que todavía hayan decidido la catalogación de la deuda pública en las pruebas de resistencia. A pesar de ello, han sido entidades como Banco Popular y Bankinter las que han liderado la sesión, con subidas en torno al 3%, que le llevaron hasta los 4.2420 euros y los 4.5960 euros, respectivamente.


A pocos pasos, BBVA se animó con subidas del 1.7% - hasta los 8.5720 euros – e ntanto que las acciones de Santander cerraron en los 6.4830 euros tras subir más de un 1.4% al cierre de la sesión. Subidas que se trasladaron también a Banco Sabadell, con subidas del 0.1% y que no secundaron las acciones de Caixabank, que cerraron con una penalización del 0.2%, con lo que mañana comenzarán a cotizar desde los 3.4640 euros.

Unas caídas que poco tuvieron que ver con las experimentadas por Amadeus y ArcelorMittal que, al ritmo del 0.4%, recogieron beneficios hasta cerrar en los 27.62 euros, los 12.42 euros y los 39.3950 euros, respectivamente.

Del resto de pesos pesados, Telefónica consiguió cerrar con una subida del 1.02% que le arratró hasta los 12.44 euros. Iberdrola cerró en los 4.7480 euros en tanto que las acciones de Repsol se animaron con un 0.8% de revalorización, con lo que marcaron en los 18.6650 euros su último precio.