Bolsas europeas

Cuando los mercados comenzaban a recuperarse del susto de ómicron, ahora es la Fed la que ha devuelto el pesimismo a las bolsas. Las actas de la Reserva Federal, que muestran que la retirada de estímulos podría ser más rápida de lo previsto, han borrado de un plumazo el rally de Navidad. Las bolsa europeas terminan el día con caídas, siguiendo la estela de Wall Street de la última sesión. 

Si miramos al IBEX 35, el selectivo español termina el día con una resta del 0,01%, en los 8.789 puntos. Lo peor es para Solaria, que cede un 5,68% en los 15,78 euros, Cellnex, retrocede un 4,46% en los 45,38 euros y Siemens-Gamesa recorta un 3,18% hasta los 20,41 euros. En positivo, avances para la banca: Caixabank repunta un 4,27% en los 2,5620 euros, Banco Sabadell sube un 3,10% hasta los 0,6394 y Bankinter suma un 2,78% en los 4,8130 euros. 

Dentro del Mercado Continuo, Grenergy Renovables cae un 5,75%, Solaria se deja un 5,68%, lo mismo que cae Nyesa Valores. En positivo, avances para Tubos Reunidos, del 9,29%, Urbas repunta un 6,34% y Ezentis avanza al cierre un 4,39%. 

Y es que los mercados siguen reaccionando a la publicación de las actas de la reunión que mantuvo a mediados de diciembre el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal (Fed). La principal conclusión de las mismas, tal y como desarrollamos en nuestra sección de Economía y Mercados, es que el banco central estadounidense está por la labor de retirar sus estímulos monetarios “antes y de forma más expeditiva” de lo en principio esperado por los inversores.

Si bien los inversores sabían, porque así lo comunicaron al mercado el FOMC y su presidente, Powell, tras la mencionada reunión, que la Fed había decidido acelerar el proceso de reducción de compras en los mercados secundarios de bonos del Tesoro y de bonos garantizados con hipotecas, lo que llevaría al programa a terminar en marzo en lugar de junio, como estaba previsto en un principio, y que los miembros del FOMC contemplaban en diciembre tres alzas de tipos oficiales en lugar de sólo una, lo que ayer sorprendió a los inversores, y mucho, fueron las opiniones de algunos miembros del FOMC apoyando ya el comienzo del proceso de reducción del balance de la Fed.  

Las actas revelaron que los miembros del comité consideraban que los riesgos de inflación eran más persistentes y al alza, y que había un acuerdo general de que el taper debería acelerarse con tres subidas de tipos tentativas. Hasta ahora eso es exactamente lo que nos dijo el presidente Powell en la reunión posterior al FOMC. La sorpresa sería que algunos miembros consideraron que la Fed debería comenzar a reducir su balance poco después de su primera subida. Es decir, vender algunos de esos 8,50 billones de dólares en bonos, etc. 

A esta hora, el DOW JONES Ind Average cae un 0,30% en los 36.299,39 puntos, el S&P 500 sube un 0,06% en los 4.704,40 y el NASDAQ 100 avanza un 0,35% en los 15.827,61 puntos.

En el mercado de deuda, los rendimientos de la mayoría de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subieron el miércoles, tras la publicación de las minutas de la última reunión de política monetaria de la Reserva Federal en diciembre, que señalaron la posibilidad de tres o más alzas en las tasas este año debido a la inflación.

Los retornos de la deuda a 2 y 5 años, que reflejan las expectativas de alza de tasas, subieron a su nivel más alto desde marzo y febrero del 2020, respectivamente. El rendimiento del papel referencial a 10 años subió a su nivel más fuerte desde abril de 2021, mientras que los rendimientos a 30 años subieron a máximos de más de dos meses.

Las caídas de Wall Street también se extienden a Asia. El Nikkei cede un 2,88% hasta los 28.487,87 puntos, el compuesto de Shanghai retrocede un 0,72% en los 14.421,76, en Hang Seng se deja un 0,20% hasta los 22.862,37 puntos y el Kospi de Seúl se deja un 1,13% en los 2.920,53 puntos. 

Plazas europeas y otros mercados

¿Se moverá el BCE tras los pasos de la Fed? El gobernador del Banco de Francia y miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), François Villeroy, apuntó "La inflación de la eurozona está ya tocando su pico". Por otro lado, Martins Kazaks, el también miembro del Consejo de Gobierno del organismo europeo, señaló: "Estamos listos para subir tipos o recortar estímulos en caso necesario. Actuaremos si las perspectivas de inflación continúan subiendo. Ver una primera subida de tipos a principios de 2023 parece factible”.

En las plazas europeas vemos que también se impone el color rojo. El DAX cierra con una caída del 1,40%, también recortes para el CAC 40, que cae en torno a un 1,7% y para la bolsa de Londres, que resta un 0,9%, junto a la italiana, que cae cerca de un 1,8%. Por su parte el EURO STOXX 50 termina el día con un descenso cercano al 1,6%. 

En cuanto al petróleo, los precios se mantuvieron casi sin cambios durante la noche, a pesar de un aumento masivo de 10 millones de barriles en los inventarios de gasolina de EE.UU. "Debería haber sido una mala noticia para los precios del petróleo, lo que implica que ómicron está pesando sobre la movilidad y el consumo. Más aún, cuando los rendimientos de los Estados Unidos subieron y el dólar recuperó las pérdidas intradiarias", explica Jeffrey Halley, analista de mercado sénior, Asia-Pacífico, OANDA. "En cambio, los precios del petróleo apenas se movieron y esto, a pesar del aumento de la producción de la OPEP+, sugiere que la demanda de petróleo sigue siendo muy sólida".

Los futuros del Brent suben un 1,98%% en los 82,40 dólares y los del West Texas avanzan un 2,48% en 79,78 dólares.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Tras la publicación de las actas del Comité Federal de Mercado Abierto, el dólar revirtió la mayor parte de sus pérdidas en el transcurso de la jornada, lo que le hizo bajar ligeramente y marcar el día como una operación de rango frente a los marcos alemanes y las divisas de los países emergentes.

El índice del dólar bajó un 0,10% durante la noche, hasta 96,18, donde permanece en las operaciones asiáticas. Una ruptura de 95,50 o 96,50 señalará el próximo movimiento direccional del índice, aunque si los rendimientos de EE.UU. se mantienen firmes, el billete verde parece que seguirá superando los resultados en el espacio de las principales divisas. El EUR/USD se mantiene estable en 1,1310, el USD/JPY en 115,90 y el GBP/USD en 1,3530. El euro y el yen parecen más vulnerables a la fortaleza del dólar, especialmente si el diferencial de rendimiento se amplía, según explica Jeffrey Halley, analista de mercado sénior, Asia-Pacífico, OANDA.

A esta hora el índice dólar está plano, en los 96,190 enteros y el euro cede un 0,06% en los 1,1305 EUR/USD

Bitcoin cae un 1,38% en los 42.833,10 dólares.

Datos macroeconómicos

El indicador provisional de la inflación alemana para diciembre subió un 5,7%, en términos interanuales y armonizados para su comparación con el resto de la Unión Europea, según un informe preliminar publicado el jueves por la Oficina Federal de Estadísticas. Un sondeo de Reuters entre analistas había previsto que la cifra subiría un 5,7% en diciembre. En noviembre el IPCA alemán registró un aumento del 6,0%. En cuanto a la medida de inflación nacional, sin armonización, el indicador de precios subió un 5,3% en diciembre, tras un aumento del 5,2% en noviembre. Un sondeo de Reuters entre analistas había previsto que la cifra interanual del IPC subiría un 5,1% en diciembre. En términos armonizados mensuales, el IPC subió un 0,5%, mientras que el índice mensual sin armonización subió un 0,3%, frente a previsiones de 0,4 y 0,2 respectivamente.

Los precios de producción de la eurozona subieron en noviembre más de lo previsto, pero en términos mensuales su aumento se ralentizó significativamente respecto a octubre, según las estimaciones de Eurostat publicadas el jueves. La oficina de estadística de la Unión Europea dijo que los precios en las puertas de las fábricas de los 19 países que comparten el euro subieron un 1,8% intermensual para un aumento interanual del 23,7%. Los economistas habían previsto una subida mensual del 1,2% y un aumento anual del 22,9%, según un sondeo realizado por Reuters. Sin embargo, la subida mensual de noviembre fue muy inferior al aumento del 5,4% registrado en octubre, y también al 2,7% de septiembre.

En el conjunto del año, la subida de los precios siguió acelerándose en noviembre, después de que en octubre aumentaran un 21,9% desde los niveles excepcionalmente bajos de un año antes, debido al impacto de la pandemia de coronavirus. Los precios de la energía fueron la principal causa del aumento en noviembre, con un incremento del 3,5% en el mes y un 66,0% en términos interanuales.

Mirando ya al otro lado del Atlántico, el número de estadounidenses que presentó nuevas solicitudes de subsidio por desempleo aumentó la semana pasada y podría seguir subiendo en las próximas semanas por las disrupciones relacionadas con el incremento de infecciones de COVID-19.

Las solicitudes iniciales de beneficios estatales por desempleo aumentaron en 7.000, a una cifra desestacionalizada de 207.000, en la semana que terminó el 1 de enero, dijo el Departamento de Trabajo el jueves. En la semana anterior, las solicitudes se redujeron a 200.000.

Economistas sondeados por Reuters esperaban 197.000 pedidos para la última semana. Las solicitudes suelen aumentar durante la temporada festiva, pero la aguda escasez de trabajadores ha alterado ese patrón estacional, generando cifras de solicitudes desestacionalizadas más bajas en las últimas semanas. A fines de noviembre había 10,6 millones de puestos de trabajo vacantes.

"Algunas empresas cierran temporalmente en torno a la temporada festiva, lo que provoca un aumento de las solicitudes de prestaciones por desempleo", dijo Veronica Clark, economista de Citigroup en Nueva York. "Como la escasez de trabajadores ha sido un problema persistente y los niveles de empleo ya son más bajos de lo deseado, este efecto ha sido mucho menor durante la reciente temporada de vacaciones". Excluyendo la volatilidad semanal, el mercado laboral se está ajustando, ya que las solicitudes han descendido desde el máximo histórico de 6,149 millones tocado a principios de abril de 2020.

Por su parte, el déficit comercial de Estados Unidos se amplió drásticamente en noviembre debido a que las importaciones de bienes aumentaron a un nivel récord, lo que sugiere que el comercio probablemente siguió siendo un lastre para el crecimiento económico en el cuarto trimestre.

El Departamento de Comercio dijo el jueves que la brecha comercial aumentó un 19,4%, a 80.200 millones de dólares en noviembre. Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado un déficit de 77.100 millones de dólares.

Las importaciones de bienes se dispararon un 5,1%, a un máximo histórico de 254.900 millones de dólares, probablemente a medida que disminuyó la congestión en los puertos. Las importaciones totales aumentaron un 4,6%, a 304.400 millones.

El alza de las importaciones estuvo liderado por los suministros y materiales industriales. Los bienes de consumo también aumentaron con fuerza, al igual que las de vehículos de motor, repuestos y motores.