El selectivo ha decidido consolidar los máximos de los últimos tres años, con poca fuerza... y gracias a la banca mediana. Los 10.700 puntos ya están aquí, pero lo hacen sin el apoyo de los grandes, a excepción de los banqueros. Santander, BBVA y Telefónica se colocan del lado de las compras en una sesión falta de motivación en los últimos compases, a pesar de que el Dax tira del carro. El par euro/dólar sigue retrocediendo ligeramente al 1,3622.