El Ibex 35 cerró la semana en los 10053 puntos. La última sesión fue en negativo del 0.27% en tanto que, en lectura semanal, la subida fue de más del 2%. Entre los más penalizados de la sesión, Amadeus y BME. En el mercado de divisas, el euro rebotó frente al dólar, en las 1.3790 unidades.

Jornada de números rojos en la renta variable nacional que, al ritmo del 0.2%, cerró en los 10053 puntos. Una penalización que se transformó en subidas de más del 2% si de lo que hablamos es de cierre semanal. Lo hacen el día de vencimiento de opciones y futuros de acciones e índices – la denominada cuádruple hora bruja - que ha traído “algo de debilidad a partir de las 13 horas”, explica Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG. Sin embargo, la apertura de Wall Street no ha conseguido calmar las órdenes vendedoras.

Entre los valores más penalizados, Amadeus y BME. Los títulos del gestor aeroportuario cerraron en los 28.2850 euros tras sufrir pérdidas de más del 2.5% en la sesión. Le siguieron las acciones del operador de la bolsa española que retrocedió un 2.01 %, con lo que el próximo lunes comenzarán a cotizar desde los 29.30 euros por acción. Y a pocos pasos, Bankinter y Banco Popular que terminaron la jornada en los 5.7960 euros y los 5.3790 euros, respectivamente.
Fueron sin embargo los grandes valores los que no consiguieron pasar a terreno positivo al selectivo español. Es más, BBVA cerró con un descuento de más de medio punto porcentual, en los 8.7190 euros en tanto que los títulos de Santander cerraron en los 6.5150 euros tras pérdidas de más del 0.02% en su cotización.

Unas pérdidas que se contrarrestaron con las subidas que tuvieron los títulos de ArcelorMittal o Inditex, de más de un punto porcentual. De hecho, el fabricante de acero cerró la jornada en los 11.3950 euros. Por su parte, la textil gallega comenzará a cotizar el próximo lunes desde los 108.25 euros por acción. De los grandes, aparte de Inditex, Repsol cerró en los 18.0050 euros.

Se cierra así una semana en la que el gran acontecimiento se encuentra en el cambio en la percepción sobre la política monetaria que seguirá la FED en EE. UU. "El mercado esperaba que se redujeran los estímulos en otros 10.000 millones de dólares, que se corrigiesen ligeramente a la baja las previsiones de crecimiento, y que se modificase el criterio para configurar el ritmo de salida de la política monetaria de la era Bernanke (el llamado forward guidance), que actualmente, miraba exclusivamente a la tasa de desempleo", explica el experto de IG. Pero la sorpresa estuvo en el anuncio de un intervalo temporal menor entre el fin de los estímulos y la primera subida de tipos de interés (cifrando ahora en seis meses), lo que desató caídas en Wall Street el miércoles, y provocó una fuerte apreciación del Dólar.  A pesar de la caída experimentada en la sesión de ayer, lo cierto es que el euro ha corregido parte de la caída. Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión ha decidido "entrar al trapo en el eur/usd"  pues con todo "las notas a 10 años en EEUU han alcanzado una TIR del 2,77% mientras que el Bund alemán cotiza en el 1,65%. A mismo rating y plazo, los bonos en EEUU pagan más de un punto porcentual que el Bund; un potosí en el actual contexto de tipos mínimos. "Al diferencial de tipos y a la preocupación del BCE por el tipo de cambio solo queda que la economía de EEUU recupere momento tras el duro invierno para que el USD tenga casi todo a favor para apreciarse. Por ello volvemos a entrar al trapo y en el reciente giro a la baja del EUR/USD probamos posiciones cortas".