En Europa podría ser más difícil recuperar las caídas por la subida del euro frente al dólar. El problema que puede tener el inversor se centra en la divisa norteamericana que está débil y ha cerrado un proceso lateral que hace pensar que en 2007 la moneda única europea se apreciará con fuerza, y podríamos verla en 1,31-1,36 cotizando en máximos históricos.
El día de Acción de Gracias le sentó bien al mercado americano que durante los primeros días de la semana tuvo bastante tranquilidad y una interesante apreciación del Nasdaq. Hay que decir que una semana más hemos visto un buen comportamiento del mercado americano y, aunque caen ligeramente los índices de Wall Street, no pensamos que las tendencias se vean afectadas.