La bolsa norteamericana abrió la sesión en positivo, a pesar de que el dato de IPC de mayo ha estado “ligeramente” por encima de lo esperado –subió un 0,6% cuando los analistas esperaban un 0,5%-. José Ramón Sánchez Galán, analista financiero explica que la inflación ha sido “bastante más alta de lo esperado, ya que ha registrado el mayor incremento en seis meses”. No obstante, recuerda que, durante esos seis meses, “la subida del petróleo ha sido desmesurada”. Y –añade- que es también muy importante observar que la inflación subyacente -que no tiene en cuenta ni el precio de los alimentos ni el del petróleo- “se ha mantenido estable en el 2,3%, cuando el objetivo de la Fed para todo el año es del 2%”. Algo que, en opinión de este analista “da pie a pensar que, unido al hecho de que los precios de la importación han resultado inferiores a lo esperado, la inflación está sujeta a este tipo de elementos un tanto volátiles”. Recalca, además que, las ventas minoristas han salido mejor de lo esperado. El experto indica que el consumidor todavía no se fía y está remiso a creer que la economía norteamericana empieza a despegar. El dato del índice de confianza del consumidor que elabora la Universidad de Michigan bajó a 56,7 en junio desde los 58,8 puntos de mayo. Y, lo que se esperaba era una lectura de 59,8. Sánchez Galán señala que el fantasma de la famosa estanflación –desaceleración del crecimiento con altos precios- poco a poco, parece que se va alejando del mercado. Y pronostica una subida de 25 puntos básicos, por parte de la Fed, en el precio oficial del dinero, en su reunión del 5 de agosto. El analista añade que “el mercado está recogiendo esta información y está observando que esa subida va más encaminada a luchar contra este problema coyuntural de la inflación –por los precios del petróleo- y, que no va a repercutir en que el crecimiento se vea deteriorado”.
El experto avanza que, la semana que viene no se conocerán datos de precios importantes, más que el Índice de la producción (IPP) y, el Indice de Filadelfia –índice del sector manufacturero. Jose Ramón Sánchez Galán subraya que todavía continúa débil el crecimiento americano. Y hace alusión a un informe de una de las casas de valores más importantes de EE.UU, Merrill Lynch, diciendo que parece que la crisis financiera está siendo absorbida, poco a poco, por el mercado y, -continua- “por esa pata es posible que se amortigüen, en parte, las previsiones negativas que hay sobre la economía estadounidense”. Minoristas y financieras El experto centra su mirada, en esta ocasión, en dos sectores: el minorista y el financiero, algunas de cuyas compañías y entidades van a presentar sus cuentas y que –añade- “pueden ser guía o indicativo de cómo evolucionan las expectativas sobre la economía al otro lado del Atlántico”. Y se refiere a: -Lehman Brothers inmerso en movimientos corporativos. Prudencia a pesar de su fuerte revalorización y, sólo en el caso de que se mantenga por encima de los 25 dólares podría pensarse en la posibilidad de un escape al alza, que se vería confirmado si el valor se mantuviera por encima de los 30 dólares. -Goldman Sachs. Presenta sus cuentas el día 17. Se puede mantener por encima de los 170 dólares. No se detectan visos optimistas sólidos hasta que supere los 176 dólares. -Morgan Stanley. Presenta sus resultados el día 18. Visos positivos sobre el sector financiero y, en concreto de este valor, si superara los 45 dólares. -La minorista Kroger. Presenta sus cuentas el día 24. Es posible que el valor pueda tener algún problema. Yo vigilaría el nivel de los 27 dólares, ya que se encuentra en niveles muy altos. Y en lo que respecta al culebrón Yahoo-Microsoft y al que se ha añadido Google, este analista financiero indica que las expectativas puestas en Yahoo en torno a los 31-33 dólares han sido desestimadas y, el valor lo está sufriendo. Recomienda deshacer posiciones. Con respecto a Google -con quién Yahoo ha contactado ante la posibilidad de crear una publicidad interactiva- señala que hay una posibilidad de negocio. Recomienda estar en el valor por encima de 550 dólares. Y Microsoft -continúa- no ha sufrido tanto, “vamos a ver si mantiene los 29 dólares -está ahora un poco por debajo-“concluye.