Los comerciantes de productos textiles y complementos cerraron el ejercicio 2009 con una caída de las ventas del 6,5%, en línea con sus previsiones, aunque el descenso registrado en el mes de diciembre sólo fue del 1,5%, lo que podría representar un "cambio de tendencia", según la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex).
"Parece que podemos estar ante un cambio de tendencia y, por tanto, comenzar una recuperación de las ventas del sector, aunque todavía estamos lejos de las ventas alcanzadas en 2007", señaló el presidente de la asociación, Borja Oria.

Acotex destacó que el retroceso de las ventas de productos textiles es inferior a la media del resto de sectores, y defendió que, en épocas de recesión, el comercio textil "resulta menos afectado y destaca por su capacidad de adaptación a la demanda".

No obstante, Oria apuntó que los comerciantes mantienen la preocupación por la restricción al crédito, ya que bancos y cajas continúan "cortando" las líneas de financiación.

CIERRES POR FALTA DE FINANCIACIÓN.

Esta situación, según afirmó, dificulta la recuperación del sector, "tanto a corto plazo en términos de circulante, como a largo plazo para cubrir las necesidades de inversión", lo que tiene un impacto "muy negativo, ya que es la mayor causa de los cierres de tiendas en el sector".

La Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos representa a más de 800 empresas, que suman un total de 2.700 puntos de venta.