La negativa del Gobierno a que el macroproyecto de Las Vegas Sands se instale en Alcorcón ha provocado la huída repentina de los alcistas para dejar paso a que los osos inunden el mercado inmobiliario.
 
Realmente no ha sorprendido la noticia, pero lo cierto es que la reacción en la bolsa española está siendo más que considerable pasada ya la media sesión.  Ojeando las compras y ventas de FCC, el valor más penalizado del selectivo en estos momentos, Merrill Lynch ha optado por salir corriendo del título vista la decisión adoptada por el Gobierno.  Su volumen de ventas negociada casi duplica el de compras, a pesar de ser el primero del ranking. 

Compradores y vendedores FCC (FUENTE: Ei)
Compradores y vendedores FCC (FUENTE: Ei)



A primera hora de la mañana, el Ejecutivo de Mariano Rajoy daba a conocer su negativa a que el proyecto Eurovegas se instalara en Alcorcón (Comunidad de Madrid) debido a exigencias "no asumibles" por el Gobierno. Por su parte,   Las Vegas Sands ha remitido horas más tarde una nota en la que explicaba que, tras meses de conversaciones con el Ejecutivo y de un "análisis a fondo", no ven un camino "con los criterios necesarios" para continuar con la inversión prevista de 30.000 millones de euros.

Lo llamativo es que la bolsa -considerada ajena a todo tipo de sentimientos y de noticias que poco tienen que ver con los mercados- ha reaccionado o, mejor dicho, sobrerreaccionado. 

A esta hora, entre los valores más negociados del mercado español se encuentran Urbas, con más de 32,8 millones de euros, y Quabit Inmobiliaria, con 9,2 millones. 

COTIZACIÓN INTRADÍA FCC (FUENTE: Ei)



El máximo exponente de esta situación es la constructora FCC
, a la que una sucesión de velas a la baja arrastraba desde el nivel de los 15,35 euros por título hasta perforar el soporte de 14,6, todo ello en menos de tres horas con el mercado abierto. En estos momentos, Fomento de Construcciones y Contratas se deja un 2,57%, moderando la caída anterior, hasta los 14,80 euros por acción. 

Idéntico desplome sufre en el mercado continuo las inmobiliarias, a pesar de que no existía un acuerdo formal cerrado con Las Vegas Sands. Urbas es el título más penalizado con un desplome superior al 10,8%, mientras que Quabit Inmobiliaria ve contraerse su valor hasta en un 8,94% y Realia se deja otro 5% en el mercado.