Duro Felguera entró en números rojos en el primer semestre del año, al registrar unas pérdidas de 1,8 millones de euros. Además, también aumentó su deuda, frente a la caja positiva que registraba en el mismo periodo del 2015.
 
Duro Felguera registró unas pérdidas de 1,8 millones de euros, frente a las ganancias de 4,77 millones del mismo periodo de 2015. Además, al cierre de junio 2016, la posición de deuda neta alcanzó la cifra de 235 millones de euros, frente a la tesorería de 83,165 millones.

La cartera de Duro Felguera ascendió a 2.176 millones de euros, un 5% inferior a la cartera del mismo periodo del ejercicio anterior y las ventas ascendieron a 334 millones de euros, un 15% por debajo de los primeros seis meses de 2015, debido principalmente a la caída de ventas relacionadas a proyectos de minería.
 

 
Estas cuentas llegan en un momento comprometido para la acción en bolsa, ya que cotiza cerca de mínimos anuales y sin soportes relevantes que la salven de regresar al euro por acción. En cambio, por arriba está muy lejos de los 2 euros, que suponen el primer retroceso de Fibonacci de Duro Felguera.


 
Los indicadores técnicos Premium muestran que Duro Felguera arrastra una tendencia bajista de medio plazo alimentada por un volumen bajo y una volatilidad creciente.