La mañana se presenta complicada “no sólo por los datos de producción industrial en nuestro país sino que hay un banco quebrado en Holanda, una entidad irlandesa que hará un default al BCE y sigue aumentando la desconfianza en Europa, con lo que es la economía – y no la política – la que lleva su propia dinámica”, reconoce José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney.
Este experto reconoce no estar preocupado por EEUU pues “tiene su problemas pero han demostrado que tienen capacidad para autogestionarlo. En Europa, no tenemos ninguna capacidad para tomar decisiones y, sin tomar decisiones, es difícil resolver problemas”, explica en Radio Intereconomia. Los inversores son soberanos hasta para equivocarse “pero en el momento en que haya algún movimiento, las caídas son muy bruscas y la volatilidad repunta muy rápido”.

En cuanto a la subasta de deuda, Díez cree que irá bien de cantidad y de demanda pero “el problema es que, sobre todo en bonos, cundo el Tesoro intenta emitir más de 3000 millones, el mercado tiene problemas para absorberlos”. Hay que recordar que antes de la crisis las hipotecas se concedían a Euribor +0.50% y ahora los bancos están comprando bonos a cinco años a Euribor +300 puntos, con lo que son diferenciales insostenibles.

Sobre la reunión del BCE, el economista jefe de Intermoney reconoce que Mario Draghi tiene “un pequeño marrón en Irlanda pues nos tiene que explica por qué el BCE ha permitido que un banco quebrado haya ido allí a financiarse. Además tiene un problema en Italia porque cuando él era supervisor no sabemos qué pasó con Monte dei Paschi y esto empieza ser una novela”. Y en tercer lugar, Draghi dijo que la recuperación estaba incipiente “y las ventas minoristas dicen que el consumo privado en Europa está en una profunda recesión”.

Los ahorros los tendría “en depósitos y deuda pública a muy corto plazo. No veo nada en el horizonte, veo mucha niebla y muchas cosas por resolver. Veo mucho optimismo por parte de Mario Draghi, que se ha equivocado desde 2007”. Cuando una economía está en recesión, lo lógico sería que el euro esté por debajo del paro ¿qué hace a 1.35? Estamos viendo cómo los bancos centrales intervienen en los mercados “mientras nosotros seguimos aquí con los libros de la filosofía moral”, concluye.