Veníamos de un escenario prácticamente idílico en los mercados financieros, grandes subidas durante el arranque del mes de enero, ausencia de noticias negativas, y un exagerado optimismo que llevaba a índices como el SP 500 y el Dax 30 en máximos históricos y al Ibex 35 a máximos anuales...

Pero todo ello ya ha terminado....

Esta situación se tenía que terminar corrigiendo de un modo u otro, el principal motivo al que los mercados financieros se agarran y deben empezar a descontar en sus cotizaciones lo encontramos en el mercado de divisas focalizado principalmente en Turquía y Argentina. Las respectivas divisas de estos dos países emergentes han sufrido duras caídas, llegando a que tanto la lira turca como el peso argentino cotizan en mínimos históricos respecto al euro y el dólar.

Seguidamente, dada la naturaleza de los mercados el miedo se ha propagado como la pólvora afectando a otras divisas como el real brasileño o bien el rand sudamericano.

El banco central turco, en un papel absolutamente intervencionista intentando frenar las caídas de su divisa frente a los principales pares, está viendo como sus esfuerzos están siendo en vano. Según los analistas, el banco central habría utilizado entre 1.500 y 2.300 millones de dólares de sus reservas para apoyar a su divisa.

Desde Argentina, pudimos ver atónitos como en la mañana del viernes el peso fue cuesta abajo y sin frenos, protagonizando un desplome del 15% no vivido anteriormente en una década y que nos recuerda a tiempos del famoso corralito en 2001.

Debido a la gran conexión entre España y Argentina, la situación se ha cebado especialmente con el selectivo bursátil español que ha visto como el viernes se dejó un 3,64%, lo que ha terminado generando unas pérdidas en el cómputo semanal del 5,7% y llevándolo a cerrar en los 9.868 puntos. En otras plazas bursátiles mundiales las caídas también fueron especialmente duras durante la semana anterior como en Wall Street que corrigió un 2,5%, en Alemania un 3,6% y en Francia un 3,8%.

Ante este escenario... ¿Cuánto tiempo será necesario para que las bolsas descuenten la convulsión en el mercado de divisas?, ¿Podríamos llegar a hablar de fin de tendencia alcista?

"Estas son las cuestiones y en vuestra mano quedan las resoluciones"