Coemac sigue disparada. Hoy vuelve a encabezar las compras del Mercado Continuo y ya van cuatro meses de auténtico rally. El fantasma de la OPA sobrevuela desde hace años su accionariado y, ahora que ha regresado a los números negros, podría ser más atractiva para un posible comprador. 

Corporación Empresarial de Materiales de Construcción (Coemac), fabricante, entre otras marcas de Pladur, sigue subiendo en bolsa. Desde los mínimos anuales marcados en julio la acción ha subido más de un 150%, mientras que si tenemos en cuenta los máximos anuales alcanzados en los 0,66 euros, ha logrado revalorizarse un 214%. 
 
La antigua Uralita presentó sus  cuentas de los nuevos primeros meses del año el jueves pasado al cierre, y al día siguiente marcó sus máximos anuales, pues los inversores, que habían estado descontando una sorpresa positiva en las cuentas, se vieron desbordados al conocer que la compañía había reducido en más de tres veces sus pérdidas (de -18,1 a -5,7 euros). Además, mejoró su ebitda un 226%, hasta los 4,2 millones y pasó el signo de su caja a positivo (5,9 millones vs -3,5 millones). La nueva Coemac está cumpliendo con su propósito de volver a números negros este año y recordemos que prevé cerrar el ejercicio con una cifra de facturación de 130 millones de euros. De momento, en los nueve primeros meses facturó 99,9 millones.

 

Por otro lado, en estos días también el consejo de la compañía aprobó la sustitución en calidad de consejero dominical de Javier Serratosa Luján, CEO de Nefinsa, por José Antonio Carrascosa Ruiz, actual director financiero de la misma compañía valenciana. Nefinsa es el máximo accionista de Coemac, con casi un 80% de la compañía
 
Los inversores más especuladores se frotan las manos con Coemac y podrían estar cotizando los constantes rumores de OPA que sobrevuelan a la compañía. Desde hace tiempo se especula con que, tanto su principal accionista, Nefinsa, como el fondo KKR, podrían acabar adquiriendo la compañía de materiales de construcción, más ahora que vuelve a ganancias.

Si Nefinsa quisiera hacerse con la parte de Coemac que no tiene, tendría que poner sobre la mesa 15,28 millones de euros, para comprar el 4,694% de autocartera y el 16,08% que está en manos de otros accionistas minoritarios y no insiders (pues un 0,161% se reparte entre Luis Caruana Font de Mora, Javier González Ochoa y Gonzalo Serratosa Luján). Sería el segundo intento de la compañía valenciana por hacerse con Coemac, después de la OPA fallida lanzada a finales de 2007.
 
KKR, por su parte, tendría que poner, al menos, 95 millones, que es en lo que actualmente está valorada en bolsa Coemac, para hacerse con el resto de la compañía, pues recordemos que Coemac cedió su negocio de aislantes Ursa al fondo KKR en mayo del año pasado tras hacer frente con él a la refinanciación de 360 millones que el fondo le proporcionó  dos años antes en el marco de la reestructuración de la deuda del grupo. Por cierto, recientemente KKR redujo su participación en Quabit del 5,44% al 4,874%.

Sin embargo, fuentes de la propia Coemac han declarado a Estrategias de Inversión que estas fuertes y recientes subidas de la acción se deben a que “es un valor atractivo y así nos lo vienen demostrando distintas casas de gestión y análisis en los últimos meses. Es un valor cíclico que esta en la parte baja del ciclo económico, con la reestructuración ya hecha y en un sector en el que la recuperación está sucediendo ya y es razonable pensar que los mercados en los que opera Coemac crecerán en los próximos años. La acción está haciendo volúmenes muy importantes en los últimos días y las variaciones tan fuertes de precio probablemente obedecen al poco free float del valor".
MAYORES ACCIONISTAS COEMAC