En vísperas de que debute en el parqué Gestamp, compañía de autopartes perteneciente al mismo grupo empresarial que Cie Automotive, lanzamos una mirada a la cotización bursátil de esta última y observamos que lleva ocho meses metida en un lateral y dándose una y otra vez con los máximos históricos.

 
El sector de componentes de automóvil aumentará a partir de mañana su presencia en el mercado español con el debut bursátil de Gestamp, compañía con la que Cie Automotive comparte máximo accionista, la familia Riberas. Como desde la propia Cie reconocen, esto conllevará una mayor visibilidad “lo que será tremendamente positivo para Cie”.

Pero lo cierto es que a Cie ya le ha ido bien en bolsa. Desde 2013 la acción ha subido con fuerza, marcando máximos históricos de forma consecutiva. Sin embargo, desde agosto el valor se ha visto inmerso en un canal lateral entre los 18,82 euros y los 16. El valor ha intentado superar en repetidas ocasiones en estos meses la parte alta, pero ha sido en vano. Si la perforara, podría volver a situarse en subida libre pero, si perdiera los 16 euros, podría caer hasta los 15 euros, por donde pasa la directriz alcista de muy largo plazo.
 

 


Pero la situación técnica de Cie Automotive parece favorable a que las subidas continúen o, al menos, la estabilización de la acción en el canal lateral, pues cuenta con todos los indicadores técnicos a su favor. De hecho, el precio ha escapado recientemente por encima de la media de 40 sesiones.