La experta recuerda que “las bolsas adelantan entre 12 y 18 meses la evolución de la economía. Ahora las bolsas están animadas porque estamos languideciendo en España, pero las medidas parece que tendrán efecto a partir de junio”.

En renta variable, “hay compañías que están extremadamente baratas. Hay que mirar al petróleo y las petroleras, por ejemplo, Repsol, que ha estado castigada por los problemas de YPF”.

“Si Grecia nos lo permite, podríamos esperar un año de bolsa positivo para compensar las caídas del año pasado2.

Recomendación: seguir apostando por
Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Descubre el futuro para los inversores.
Apple. Da mucho vértigo a los niveles actuales, pero creo que sería un valor para aprovechar y entrar en recortes. También nos gusta Siemens también está recuperando los niveles de agosto del año pasado. Y los grandes bancos españoles, BBVA y Santander, podrían ser los ganadores del Ibex 35, ya que han sufrido mucho, pero han hecho los deberes”.

El gobierno ha propuesto una quita de la tarifa eléctrica que las compañías no quieren aceptar, pero es que, “nosotros estamos pagando la electricidad por debajo de lo que cuesta producirla. O nos suben la factura un 30%, y eso seria estrangularnos ya, o se dice a las compañías que no se puede subvencionar. Ya se ha dejado de subvencionar la energía renovable. Sin embargo, 20.000 millones de déficit de tarifa es una cifra muy elevada y podría haber una quita”. Ante esta incertidumbre, “las eléctricas no serían los valores en los que recomendaríamos estar”.


Declaraciones a Radio Intereconomía

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí