BASF cotiza en negativo en el DAX después de que se hayan sucedidos dos explosiones en dos plantas alemanas de la compañía. Al menos una persona ha fallecido. 
 
En las fábricas de BASF situadas en las ciudades alemanas de Ludwigshafen y Lampertheim ha habido al menos un muerto, además de varias personas heridas y desaparecidas.
 
Las autoridades han descartado que sea un acto terrorista y podría haberse producido por unos trabajos en una tubería por la que se transporta a la planta combustible inflamable desde los barcos que llegan al puerto fluvial de Ludwisghafen.
 
La explosión se produjo en torno al mediodía y la cotización de BASF ha permanecido en negativo toda la jornada, llegando a registrar una caída máxima intradía del 1,20%. No obstante, desde que comenzara el año el valor se ha movido en un canal alcista dibujando máximos y mínimos crecientes. Actualmente el precio se acerca a la resistencia de los 82 euros (61,8% de Fibonacci), mientras que por abajo encuentra soporte en los 77 euros (50% de Fibonacci).  BASF acumula una revalorización en el año del 13%.



Según los indicadores técnicos premum, BASF es una de las mejores acciones del índice DAX. Con una clara tendencia alcista de medio y largo plazo, la química falla en el volumen de negociación.