La entidad ha concedido créditos por un importe superior a los 500 millones de euros dentro del programa ‘Préstamo dinamización’ dotado con 2.700 millones. Se trata de la cantidad que fue solicitada al Banco Central Europeo el pasado 18 de septiembre a través de la primera ventana abierta de liquidez del programa TLTRO. 

Están cumpliendo con el requisito fundamental que planteaba el organismo comunitario en el momento en el que puso sobre la mesa unos 400.000 millones de euros para hacer fluir el crédito en la zona euro. De ese importe tan sólo se solicitaron 82.600 millones por parte de las entidades europeas. Bankia pidió el pasado 18 de septiembre esos 2.700 millones de euros, siendo la menor de las cantidades requeridas al programa TLTRO de todos los bancos españoles. Bankinter y Banco Sabadell quedan al margen puesto que se abstuvieron de acudir al BCE en busca de liquidez.

José Sevilla, consejero delegado de la entidad, reconoce haber superado ya los 500 millones de euros concedidos a través del programa ‘Préstamo dinamización, siendo un tercio de las solicitudes recibidas por Bankia que ascienden a 1.375 millones de euros, la mitad del dinero recibido del TLTRO.

El objetivo de la entidad es ampliar la cuota de mercado y con los datos sobre la mesa lo está logrando. Los recursos de nuevos clientes gestionados por Bankia aumentaron un 6,5% con respecto al mismo periodo del año anterior y el balance intertrimestral arroja un incremento de tres puntos básicos.


Depósitos
No pinta bien la búsqueda de rentabilidad para los inversores más conservadores… “Vivimos en un mundo de tipos casi a cero. Lo normal es que la rentabilidad de los depósitos acabe acercándose a la que ofrece la deuda pública”, ha reconocido Sevilla.

Bankia ha venido reduciendo la rentabilidad media de sus depósitos trimestre tras trimestre. En la actualidad, concede un 1,15% a corto plazo y sin objetivo de mejora. Según asegura Sevilla, “seguiremos pagando por los depósitos menos de lo que pagábamos”.