Bankia cotiza plana tras la colocación acelerada de un 12% de su participación en Mapfre. Los inversores no se inmutan ante esta operación ya esperada, pero parece que su plan de reestructuración convence y hay quien la baraja como opción de compra.


Banco Financiero y de Ahorros (BFA), matriz de Bankia, ha comunicado el cierre de la venta del 12% de Mapfre por 979,4 millones de euros. Esta operación se traduce en la obtención de plusvalías netas de 165 millones de euros. Bankia aún mantiene el 2,99% del capital de la aseguradora y se ha comprometido a preservar esta participación durante 90 días. Esta venta se enmarca dentro del Plan Estratégico 2012-2015 del Grupo BFA-Bankia, que establece la desinversión de la cartera de participadas.

Ésta no es la primera desinversión que realiza Bankia, pues ya se deshizo de un 12,09% de IAG y de un 20,13% de Indra. En el caso de las plusvalías extraordinarias obtenidas con la salida de IAG, Bankia las destinó a provisiones, de modo que se realizaron 284 millones de saneamientos no recurrentes. La entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri aún conserva participaciones en cotizadas como Iberdrola (5,14%), Realia (27,65%), NH Hoteles (12,6%) y Deoleo (18,2%).

Hace tan sólo un mes fue objeto de debate por parte del Comité Técnico Asesor del Ibex 35 (CAT), ya que cumplía con las cualidades para volver a formar parte del selectivo. Precisamente fue en la reunión de septiembre de 2011 cuando el CAT decidió subir a primera división al valor, escasos meses tras su salida a bolsa para, en enero de este año, volver a descenderla. Desde entonces, su andadura bursátil ha ido de mal en peor. Ha pasado por varias ampliaciones de capital, un contrasplit y la entrada del Estado como accionista mayoritario. Actualmente la acción ha experimentado un respiro y ya no está tan a merced de la volatilidad –también por el peso del Estado en su accionariado- y, técnicamente, “la referencia principal está en 0,85 y luego en la cota psicológica de 1 euro”, indica Daniel Pingarrón, estratega de mercados.

Alberto González director para la península ibérica en Oyster Funds, afirma que dentro del sector financiero español “Bankia sigue siendo una de nuestras opciones favoritas, ya que ofrece un apalancamiento muy alto a la recuperación económica, combinada con la franquicia minorista más rentable y una historia muy convincente de reestructuración”.