En la sesión de hoy tenemos el cierre bajista de Nueva York por un lado y las caídas en Asia por otro. La bolsa China ha caído cerca del 9% y, aunque no hay ninguna noticia concreta, se trata de una toma de beneficios que será lo que podamos tener en las bolsas europeas próximamente. El mercado necesita tomarse un respiro después de 6 meses de intensas subidas y la posición que adoptaríamos sería la de esperar un posible retroceso antes de tomar posiciones en el medio-largo plazo. Los resultados de Repsol eran esperados y han sido negativos. Con una caída en los márgenes de refino, reducción en la producción total de hidrocarburos y lo más negativo es el ratio de reservas, pues tiene la sobreproducción más baja del sector. Por ello en los próximos años tendrá que hacer un esfuerzo inversor pues, aunque esté barato, no creemos que vaya a tener un empuje significativo próximamente. En el sector de la construcción tenemos que observar las tasas de crecimiento y pensar si son sostenibles. Las compañías han comprado negocios, han hecho plusvalías pero habrá que ver cual es el crecimiento que hay que esperar en los próximos 2-3 años. Veremos crecimientos por debajo del 10% que, aunque no es malo, estará por debajo de lo que han crecido hasta ahora. En este momento FCC será la única que mantiene un equilibrio en cuanto a valoración.