Atrys, domiciliada en Barcelona, cotiza en el MAB (mercado alternativo bursátil) desde julio del año pasado (donde llevó a cabo una ampliación de capital de 4,5 millones de € ), capitaliza 16,6 millones de €, en el presente ejercicio experimenta una revalorización su acción del 0,68% y su free float es del 21,1%. En Estrategias abarcamos todo el espectro de stocks por capitalización, nos detenemos en esta excelente empresa del MAB.

Atrys es una compañía biomédica dedicada a la prestación de servicios diagnósticos y tratamientos médicos de excelencia, cuyo objetivo es facilitar la terapia individualizada de los pacientes, así como el desarrollo de nuevas modalidades terapéuticas y herramientas diagnósticas. Aplica las últimas tecnologías en diagnóstico médico (oncología, radiología, cardiología) y tratamientos de radioterapia avanzada.

La empresa fue fundada en 2007 por un grupo de médicos y expertos en cáncer liderados por el Dr. Carlos Cordón-Cardó, con el objetivo de proveer un nuevo modelo en el manejo clínico del cáncer combinando innovadoras técnicas de diagnóstico de precisión en anatomía patológica y molecular junto con nuevos tratamientos de radioterapia. Sus clientes son: empresas farmacéuticas, grupos hospitalarios, grupos aseguradores, sanidad pública y grandes empresas.

 

En 2016 facturó 4,56 millones de € con un desarrollo operativo y financiero muy positivo. A este nivel top line de la cuenta de resultados, la tasa de crecimiento fue del 59,4% (no sólo orgánico, se fusionó con eDiagnostic) respecto al 2015 y a nivel de márgenes, el EBITDA fue de 1,05 millones de € (casi doblando al del ejercicio anterior) y un beneficio neto de 63 mil € (RoE del 0,51%).

Por áreas de negocio, la evolución del negocio fue positiva en todas las divisiones. En el área de diagnóstico oncológico (que aglutina la mitad de la facturación), gracias a los contratos asignados por los sistemas de salud de varias Comunidades Autónomas, crecieron al 74%. En la división de diagnóstico de imagen online (que pondera un 38%), la facturación creció al 23%.

A nivel comercial los esfuerzos se centran en el impulso de la teleradiología en España y la compañía invierte en I+D para reforzar los productos y servicios, destacando en este sentido el desarrollo de test basados en biopsia líquida. Para ello, la empresa se beneficia de diversas subvenciones recibidas.

A nivel financiero, aunque pueda parecer una estructura de capital apalancada, conviene resaltar que sólo el 17% de la deuda es bancaria con servicio, el resto (aparte de deuda a los socios) son 9 millones a diciembre 2016 que son a tipo 0%, deuda pública ligada a proyectos de I+D.

La evolución operativa de la sociedad es muy positiva, no obstante advertimos del riesgo del sector y reducida liquidez del valor. No obstante, a largo plazo y con carácter estratégico, el sector tiene expectativas positivas derivado del déficit crónico de especialistas médicos a nivel mundial y decir, por ejemplo, que en 2030 la incidencia del cáncer habrá aumentado un 75% en el mundo.