El selectivo Ibex-35 cerró la jornada con un recorte del 0,67% hasta 13.507,90 puntos. A juicio de Javier Galán, Gestor de Fondos de Renta 4, “una sesión muy volátil con fuertes correcciones sobre todo en el sector constructor y bancario y, en el que el selectivo ha caído, además, arrastrado por las malas noticias que se han conocido en las últimas horas sobre la economía española”. Concretamente –indica- los bancos han cedido a éste y al otro lado del Atlántico después de que Lehman Brothers se viera obligado a liquidar tres fondos de inversión. En todo caso, el cierre no ha sido tan negativo como se preveía y Galán considera que el índice español se ha contagiado del empujón alcista de Wall Street apoyado “en los resultados de Wal Mart –mejores de lo esperado- y, que dan a entender que, en EE.UU , el consumo, no está tan mal”, señala. El gestor de fondos de Renta 4 añade, por otra parte que, el presidente del BCE, Jean Claude Trichet “ha dicho más de lo mismo sobre la inflación y, la necesidad de anclarla para conseguir que el crecimiento sea sostenido”, dice.
Sector energético Javier Galán destaca, especialmente en esta sesión, “la vuelta del dinero de los inversores a sectores refugio como eléctricas: Iberdrola ganó un 1,28%, mientras Unión Fenosa recuperó un 0,26%, además de a otras compañías del sector energético como Gas Natural – que subió un 0,7%-” Fuera del Ibex Este experto de Renta 4 se fija en Itinere que hoy ha terminado la sesión con una caída superior al 26%. Galán explica que la compañía se va a valorar en un rango de entre 3.000 y 3.700 millones para salir a bolsa “lo que se barajaba es que lo hiciera entre 4.500 y 7.000 millones, lo que está claramente por debajo de las expectativas”. El experto añade que “cuando te pones a comparar ratios –y se refiere a Cintra o a Abertis- sale bastante más barata de lo que esperábamos”, añade. Apuestas El gestor de fondos de Renta 4 apuesta por valores como Enagás que –subraya- “lo ha hecho muy mal en las últimas dos semanas y, que debería recuperar, ya que es un negocio muy visible” y, también por Repsol “por el encarecimiento del petróleo”, concluye.