“Si intentamos ver que los 600.000 millones de euros se esperaban o no, varían mucho las respuestas, pero una vez más tras una decisión de tipos y medidas se suele dar una depreciación del dólar bastante rápido”, reconoce Tony Juste, consultor especializado en divisas.


Respecto al cruce libra-dólar, Juste explica que “se encuentra en la zona de 1,63 unidades”. “La libra ha ganado 300 puntos en cuestión de unas horas al igual que el dólar australiano”, recuerda. Y es que como asegura este experto, “parece que cada vez que se conoce el mensaje de la Reserva Federal de Estados Unidos da igual si es bueno o malo o regular que el dólar cae”.

A la pregunta de si es o no demasiado tarde para vender dólares, Juste contesta que “el movimiento sigue siendo exagerado, en 1,42 unidades el euro-dólar me parece exagerado”. “Quizá el siguiente objetivo podría estar en el 1,45 y si esa línea se rompiera tocaríamos los máximos del año pasado en 1,52 unidades”, señala.

¿Habría alguna estrategia posible a través de la libra?
Este experto reconoce que se quedaría fuera. “Venderíamos en los niveles de 1,63 unidades, pero si el precio cayera entraríamos vendidos y compraríamos dólares”. En lo que respecta al Franco Suizo -continúa- “nos habíamos apalancado bastante en el euro-franco suizo pero hemos deshecho posiciones en el momento que ha tocado 1,38 unidades”. “Nuestros indicadores muestran que se encuentra muy sobrevalorado el Franco Suizo. Estamos buscando opciones de comprar dólar-franco suizo”, afirma.

En lo que respecta al comportamiento de las divisas de las regiones emergentes, Juste recuerda que “desde Brasil se muestran muy enfadados y van a seguir con su política de intentar que el real brasileño no se aprecie brusca contra el dólar”. Y es que “estaban pensando en enviar al mercado una compra de 300.000 millones de dólares. El cruce dólar-real brasileño tiene un cruce muy importante en los 1,6264 y si sigue aguantando el dólar puede ganarle terreno a la divisa brasileña”.