Lo mejor es permanecer en los grandes valores a largo plazo y aprovechar las correcciones en ellos puesto que los resultados serán muy potentes. De entre ellos, destacaríamos los dos grandes bancos, valorando BSCH mejor que BBVA, así como Telefónica a pesar de las correcciones sufridas en los últimos días.
Ligeros signos negativos en una fase de resultados, de espera ante el próximo discurso de la Reserva Federal y en un entorno de inestabilidad geopolítica que provoca continuas alzas en el precio del petróleo. De ahí la volatilidad y el mercado lateral en que nos movemos.