Ahora mismo esperaríamos una consolidación para volver a tomar posiciones y entendemos que hasta los 22-23 euros tiene todavía un amplio potencial alcista. Creemos que será el valor estrella para el próximo año mientras no perdamos los 18,75 euros por acción.
Ver al Ibex por encima de la zona de los 14.030 puntos es señal inequívoca de que la presión compradora ha vuelto a tomar el control de la situación en los mercados. Entendemos que vamos a ver un ataque a los máximos anuales de los 14.338 puntos porque, aunque tengamos un sesgo alcista en el corto plazo, no descartamos un escenario lateral y de continuidad en la fase de consolidación que define el mercado. Por tanto, se pueden tomar posiciones en ciertos títulos aunque teniendo en cuenta que no tendría mucho sentido que el Ibex cerrara por debajo de los 14.035 puntos. De ser así y perder esta referencia de soporte, nos indicaría que el escenario sería más de consolidación que de continuidad alcista.