“La calificación que hagan las agencias es un negocio. Por ejemplo, en el pasado estuvieron calladas un tiempo y se llegó a lo que se llegó. Con la triple ‘AAA’ se colocó todo el estiércol del mundo".

"Ahora se pone calificación de ‘bono basura’ para que se paguen tipos alto. No creo que los ratings sean una forma para estructurar mejor el mercado, sino un negocio que las agencias hacen según les conviene”.


“La ruina de todo aquel que ha participado en los mercados ha sido ponerse alcistas porque la euforia del mercado se rompe en vertical y, cuando esto pasa, hay que cambiar la posición de larga a corta. Donde más posiciones cortas hay y seguirá habiendo es en la bolsa española e italiana”.

“La oferta y la demanda no existen en los mercados. Los índices y las acciones son todos lo mismo. Así pues, el último apoyo colegiado fue el 1 de junio, se hizo para frenar el descenso e iniciar un rebote. Pero sólo un rebote, pues desde el jueves colocaron papel y lo hicieron volver a caer. Todo está controlado”.

“Si cogemos la serie histórica larga del Ibex 35, con los dos tramos de euforia y reacciones en fases de crisis, vemos que tiene un módulo de arranque seguido de 10.000 puntos y, a partir de 12 de marzo de 2003 tiene otro arranque de 10.000 puntos hacia 16.000. El último arranque a partir de 12.000 tiene 3.000 puntos de caída, pero aún le queda algo de retroceso para acabar de ordeñarlo, pues la simetría la tiene en 4.500-5000 puntos y Telefónica debería contribuir a esto”.

Declaraciones a Radio Intereconomía