Hemos tenido un rebote intenso jueves y viernes y ahora estamos corrigiendo parte de ese rebote. Más o menos se ha retrocedido la mitad de lo que se ha ganado en dos días. El mercado está en un intento de formar algún tipo de suelo que al menos dé lugar a un rebote más duradero.

 
Hablar de final de la corrección es difícil de detectar en tiempo real. Estamos intentando formar un suelo de corto plazo. El anuncio de Draghi de tomar medidas en la próxima reunión nos podría dar esa tregua de aquí al mes de marzo y después ya veríamos qué pasa más adelante.

Lo que no se puede pensar es saber lo que va a pasar en el futuro. Mi recomendación va en línea con la estrategia que está siguiendo cada inversor. Si es un inversor de largo plazo hay que mantenerse. En todo caso se puede retocar si se ve que se tiene demasiado riesgo.

Nokia y el canje con Alcatel: No sé cómo está actualmente la situación en cuanto a plazos. En general creo que a esta operación hay que acudir. Es una absorción de Alcatel que se va a integrar en un nuevo grupo. Si uno mantiene las acciones o hay una OPA de exclusión o se van a quedar con unas acciones que no cotizan.
Santander: Es complicado dar un consejo sin saber exactamente cuál es su situación general. No veo en la banca el riesgo de hace dos o tres años con la crisis del euro, cuando estuvieron al borde del colapso. Eso no lo veo así. Tenemos la crisis en Brasil y una situación en la que no ganan mucho dinero. Pero no hay un riesgo de solvencia. Están baratos porque ganan poco dinero. Yo recomendaría mantener las acciones a no ser que se tenga todo el patrimonio invertido aquí, donde vendería quizá una parte para estar más tranquilo. De aquí a tres o cuatro años creo que su situación sería más estable. Ahora intentaría olvidarme de cuál es su precio actual.

Gamesa: No hay a la vista ningún deterioro de su negocio. Había subido mucho y ahora ha sufrido una corrección. Aprovechar este recorte sería una opción buena, pero sabiendo los riesgos por su tamaño y su volatilidad.

Abengoa: Creo que hay que mantenerse al margen a no ser que sean especuladores. El plan de viabilidad es un propósito de intenciones. Tenemos una primera dificultad que es por cuánto se va a vender su división. También cuánta deuda se quite y si queda valor para los accionistas. Es una pura lotería. Una vez que se haya hecho el proceso es otra historia y entonces tendremos una compañía nueva y se verá si merece la pena o no.

Telefonica, Caixabank y Popular: Creo que el sector bancario tiene potencial de revalorización, pero a largo plazo. Lo que sucede es que se están abaratando, como lo vemos en el ratio del precio/valor contable. Está en los mínimos que llegaron a cotizar en el año 2012 en plena crisis del euro. Hay pesimismo y eso hace que los inversores bajen mucho las valoraciones. Ahora está en unos niveles de valoración realmente bajos y creo que en los próximos meses darán una buena rentabilidad. Respecto a Telefonica la idea sería la misma. Ahora tiene varios frentes abiertos como la venta de O2 en Reino Unido, que todavía no se da el visto bueno. Si esa operación se aprueba pondría en marcha un efecto dominó. Eso mejoraría bastante su situación que ahora mismo está muy deprimida.

Popular y BBVA: Está complicado ver sus soportes y resistencias. Sus caídas son tan verticales que no son demasiado claros. Popular 2,20 fue el mínimo del año 2013 que ha vuelto a repetir. De momento es incapaz de rebotar. Si uno busca entrada de corto plazo la opción es que supere 2,42, que ahí uno se podría arriesgar con un stop por debajo de 2,20. Este tipo de estrategias no daría mucha probabilidad. Si uno lo quiere intentar sería la única opción que se me ocurre. En el caso de BBVA no tenemos ese caso. Está en una cierta caída libre. Ha roto soportes y no está muy claro dónde podría parar. La estrategia razonable sería que el precio se asiente para que nos dé alguna pista. Quizá el 6,10 sería la única referencia para una entrada.

Declaraciones a Radio Intereconomía