Todo a punto para conocer el estreno del año. Aena cotizará en bolsa en apenas cuatro horas y  no ha dejado nada a la improvisación. El gobierno ha cubierto el 94.24% destinado al tramo institucional - que controlará un 42% del capital -  de una operación que le permitirá captar más de 4.200 millones de euros. 
Ya está todo listo para que Aena comience su paseo por el parqué. Será a las 12.00 horas cuando marque su primer precio una de las mayores salidas a bolsa del mercado españo. Y lo hace sin dejar ninguna incertidumbre: el 94.24% de la oferta dirigida al tramo institucional está cubierta. En total, un 44.55% del capital que se ha puesto en manos de inversores institucionales y particulares,  porcentaje que podría elevarse hasta el 49% si los bancos colocadores ejercitan su opción de compra (green shoe). Pues bien, con esta colocación el gobierno se asegura captar más de 4.200 millones de euros después de elevar hasta los 58 euros el precio de la operación.

Entre los grandes inversores se han colocado inversores como George Soros, que se le ha adjudicado un total de 100 millones de euros - 1.7 millones de acciones – desde los 400 millones que había solicitado previamente, según publica Expansión. Entre los inversores privados además está el fondo británico TCI, que ha adquirido en torno a un 6.5% del capital y que se convierte en segundo accionista por detrás del Estado. Es el único inversor de los del “núcleo duro” que ha resistido después de que la compañía elevara el precio mientras que Ferrovial y Corporación Financiera Alba quedan fuera.

Una salida a bolsa de éxito...pero de poco recorrido

La demanda del tramo institucional superó las 5.01 veces la oferta inicial. Respecto al minorista, se le ha adjudicado el 5.71% de la OPV. La demanda de los particulares ha superado los 1.000 millones y ha sido sobresuscrita 4.85 veces, por lo que Aena ha tenido que aplicar prorrateo. Como mínimo, de los 1.500 euros mínimos que eran necesarios para acudir, cada inversor ha recibido 25 acciones de Aena, que dará su salto al parqué con 88.972 inversores particulares.

Sobre el éxito o no de esta salida a  bolsa, los expertos consideran que el exceso de demanda hará subir al valor durante los primeros días pero, el hecho de haber salido a cotizar en la parte alta de la banda de precios fijada, le deja poco potencial de revalorización. Apenas un 5% desde los precios actuales, a pesar de que cuenta con ciertas ventajas fundamentales.

Y es que, entre los factores positivos que destacan los expertos está la generación de caja estable, que no hará necesario hacer inversiones para crecer en los primeros años, lo que da cierta seguridad al invesror que busca la retribución al accionista. La compañía se ha comprometido a repartir el 50% de su beneficio vía dividendos, que pagará en efectivo . Las previsiones de beneficio de distintas casas de análisis apuntan a que  la compañía ganará 576 millones de euros este año, con lo que la rentabilidad por dividendo es del 3.3% teniendo en cuenta el precio de colocación (58 euros).  Una cifra superior a la de sus principales rivales europeos cuyas rentabilidades por dividendo no superan el 2.5%.