La constructora ACS se dispara en el Ibex 35 después de que el bróker germano Deutsche Bank haya mejorado sus previsiones de subida para el títulos.

ACS mira al resto del Ibex 35 por encima del hombro. La constructora cotiza con subidas abultadas esta mañana y, de hecho, ha llegado a marcar máximos intradiarios en los 30 euros. El valor se apoya en la mejora de recomendación que ha recibido por parte de Deutsche Bank, que le ha elevado el precio objetivo de 35 a 35,70 euros. Si ACS alcanza estos niveles supondrá una revalorización adicional del 20%, además de marcar nuevos máximos históricos (actualmente en los 31,21 euros).
 
Si nos acercamos al gráfico de ACS observamos que el valor lleva cotizando en un canal alcista perfecto desde hace medio año y su resistencia más cercana son los máximos de este ejercicio alcanzados en los 31,21 euros. Por abajo el principal soporte del  valor son los 28,50 euros, zona en la que se ha apoyado en varias ocasiones estas semanas y por la que también pasa la directriz alcista de largo plazo.
 


Losindicadores técnicos premium muestran que, tras las caídas de casi el 5% registradas en lo que va de año, las medias de 14 y 40 sesiones se han cruzado a la baja, haciendo que el título pierda la tendencia alcista de medio plazo. No obstante, conserva la alcista de largo plazo, pues desde los mínimos en 19,3 euros de 2016 se ha revalorizado más de un 50%.




Se espera que ACS sea una de las grandes beneficiadas de las políticas de inversión en infraestructuras de Donald Trump en EEUU y, de hecho, hoy por hoy es uno de sus principales mercados, donde acaba de lograr otro contrato para ampliar el centro de convenciones Jacob K. Javits, una obra valorada en 1.500 millones de dólares.