La prima de riesgo de nuevo al borde de los 400 puntos básicos. “Se debe a variables no económicas ni que los economistas podamos valorar con nuestras hojas de cálculo y eso tiene un precio, que vuelve a ser la desconfianza”, reconoce Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter. 
No sólo es la clave en España sino que “hay un problema de alcance en Italia, que tiene las elecciones el día 24, y las encuestas vuelven a poner a Berlusconi casi en primera línea. Lo importante será ver cómo sale la subasta española del jueves a 2-5 y 16 años sobre todo para palpar el alcance del deterioro político en España fuera de nuestras fronteras”, reconoce en Radio Intereconomia.

En cuanto a la renta variable, el rally “ha sido muy rápido, de hecho la primera variable de riesgo que defendíamos era la velocidad del avance, es insano porque la subida no puede hacerse de manera lineal y tan vertical”. Esta es una excusa buena para el descanso pero no creo que la materia política por sí sola sea determinante para el tono del mercado. “Respecto a la subasta no soy pesimista, creo que la situación se puede reconducir a partir del jueves, y me preocupa más la situación del 24”.

Económicamente, llevamos 19 meses en contracción. “Los economistas decimos que lo importante son las tendencias no las cifras. Si el índice de confianza intermedio nos dice que viene recuperándose de forma consistente en Europa, esa tendencia es la que importa”. Es cierto que todavía está en 50, pero es coherente con todo lo que estamos haciendo en Europa de retraso para tomar medidas y decisiones. Creo que 47-48 puntos dejan pensar que estamos muy cerca de 50.

En la parte de resultados empresariales, UBS o KPM están perdiendo dinero. Es cierto que “los resultados empresariales europeos son menos generosos pero también es cierto que son dos compañías con problemas singulares. UBS por manipular índices además de la reestructuración, lo que cuesta mucho dinero. No digo que por eso no sea una opción de inversión sino que tiene cosas extraordinarias. En el caso de KPN tuvo una penalización relacionada con compra de licencias. Están peleando con una ampliación de capital de 4000 millones con una capitalización de 6000 y luchan por ser independientes. Son casos muy concretos, no es la situación general de España”.

En cuanto a las recomendaciones, después del golpe que se han llevado los mercados por los asuntos políticos la balanza sigue estando más del lado comprador que vendedor, bonos españoles a 10 años con unas tires que se han ampliado mucho y hay que comprar bolsa a estos niveles porque están un 5-8% más baratos.