VozTelecom, especialista de productos y servicios en la "nube" visita el plató de la Bolsa de Madrid para hablarnos de sus planes de futuro y previsiones a través de su CEO, Xavier Casajoana.

Cuando salieron a cotizar uno de los objetivos de los que hablaron fue abrir hasta 20 franquicias hasta 2019. ¿Cómo van en este proceso?

Tras salir a cotizar en julio ya hemos abierto nuevos puntos de servicios, que son los modelos que atienden a nuestros clientes en un modelo franquiciado, hemos abierto Madrid Centro, Madrid Norte, Bilbao y Gran Canaria. Esta ha sido la última apertura pero continuarán porque nuestro plan de crecimiento se basa en ocupar las provincias con mayor densidad de pymes para desarrollar comercialmente zonas con gran potencial de negocio que nos dan las empresas que estas áreas.

Están focalizados en España, ¿han pensado dar el salto al exterior como una  vía de crecimiento adicional?

Nuestro plan persigue un objetivo muy ambicioso que es doblar la facturación de la compañía, superar los 20 millones de euros en el año 2019, dentro del mercado español. Con lo que el plan de crecimiento nos tiene que permitir superar esta facturación. Otros mercados pueden estar en nuestra perspectiva a largo plazo, de hecho ya tenemos una operación internacional, en México con un partner donde comercializamos una parte de nuestros servicios a las pymes mexicanas. De hecho, nuestra página web se dirige tanto al cliente español como a la pyme en México.  Tenemos el foco en crecer en capilaridad en diferentes provincias, ahí hay una oportunidad tremenda y sobre todo en el plazo de tres años.

¿Cómo están financiando este crecimiento?

El plan de negocio que hicimos en 2016 tenía necesidad de financiación de 5 millones de euros. De estos se suscribieron 2,8 con la entrada de nuevos socios en la compañía, que estudiaron el plan de negocio y apostaron con nosotros, fue una colocación privada con listing posterior. Y el resto de la financiación fue bancaria, con los bancos con los que operamos.

En este plan de negocio pretenden alcanzar los 20 millones de facturación, Ebitda de 4 millones con objetivo 2020, ¿en qué palancas se articula este crecimiento?

La compañía en 2014 ya facturábamos 8 millones de euros con un Ebitda de más de 1,5 millones. Entramos en beneficios hace -6 años pero necesitamos dar un salto, teníamos claro que la oportunidad del mercado era ahora pues en España no hay un actor de referencia en el segmento pymes. Pero para eso había que hacer un esfuerzo de inversión para posicionarnos en mercados y acelerar la posición comercial. Con lo cual, el crecimiento vendrá por aumentar la inversión en desarrollo comercial que se basa en un modelo probado. Desde 2015 VozTelecom ya tenía 4 franquicias funcionando y desde 2008 con un canal de distribución probado. Las métricas de negocio son bastante conocidas.  Esto lo que hay que hacer es replicarlo y escalarlo, que es resultado de ganar dimensión la compañía.  

Esto tiene una penalización a corto plazo pues al incrementar la inversión comercial, los resultados en 2016-2017 van a ser peores de los que teníamos anteriormente. Eso se lo explicamos a los inversores y compraron el plan de negocio porque eso nos llevará a tener una posición de liderazgo en 2020 como operador de pymes.

Cuando salieron a cotizar al MAB hablaron de ser una centralita en la nube. ¿Los inversores lo entienden?

Nacimos en 2003 y hasta 2007 éramos una compañía tecnológica que veníamos la tecnología a operadoras pues no nos veíamos capaces de vender al cliente final. Nos equivocamos, era  tan inmaduro el mercado que ni los propios operadores fueron capaces de vender estos servicios. En 2007 nos reinventamos y en 2008 fue el primer operador en ofrecer a las pymes un servicio de centralita en la nube que incluía acceso a internet y centralita en la nube. Ahí comenzamos a crecer. Hasta ahora lo que ha pasado es que la nube está en boca de todo el mundo porque los servicios en la nube aportan unos beneficios mayores a los clientes y porque se produce una migración de consumir telefonía tradicional a un servicio que te da un proveedor desde la nube y que reemplaza toda la tecnología antigua. El mercado no crece pero dentro del consumo que hace una empresa entra la adaptación tecnología y es ahí donde la nube en todos los ámbitos se están transformando.

El mercado está maduro y las empresas demandan estos servicios.

Ustedes son una compañía que cotiza en el MAB. ¿Cuáles son los retos de estas compañías?

El primero salir al MAB no tanto por el trabajo que hay que haces sino por ser consciente de si eres una compañía que reúne las condiciones para estar en un mercado como es el MAB. pero después vienen dos retos más: antes teníamos un reto de negocio para llevar a una compañía a unos resultados crecientes. Ahora hay otro, ser atractivo para el inversor y aportar rendimiento a su inversión. Esto ocurrirá si la compañía incrementa sus previsiones o genera interés en la comunidad inversora.

Sabemos cómo crecer y cómo vender pero donde somos novatos es en vender la compañía al inversor.