Nicolás López, de MG Valores, analiza los valores de bolsa española que son noticias, entre los que destaca a Repsol, ya que “al calor de la subida del precio del crudo ha tenido muy buen comportamiento”. Sin embargo, ve cierto riesgo de corrección tras dicha subida.

IBEX 35

Por poner esto en perspectiva, desde principio de 2016 hasta principios de 2018, si nos fijamos en los índices americanos, que son la referencia, hubo un proceso de subida muy intenso, en torno al 40%. Venimos de un periodo extraordinario para las bolsas, con grandes subidas. Todo tiene un final, aunque sea un final transitorio. Los motivos que hay detrás de la corrección son cambiantes. Hay una serie de incertidumbre de fondo que en sí misma no parece de suficiente peso como pata tener un ciclo bajista, pero sí para acompañar este proceso de corrección de las bolsas, normal tras las subidas tan intensas.

Tendría un poco de paciencia. Lo que sí parece es que esto puede prolongarse. El tema de la guerra comercial va cogiendo fuerza. La estrategia de Trump parece evidente. Forzar a China a tomar unas medidas que no quiere tomar. Esta situación puede seguir perturbando al mercado durante los meses de verano. No hemos visto el final de este proceso correctivo. Esto no va a acabar en recisión que justificase salir corriendo del mercado.

Se plantearía uno dos opciones como alternativas. Cuando estamos en un movimiento de rango uno tiene esas dos opciones. O me quedo fuera del movimiento del rango y me espero a que rompa por arriba o que baje. Lo más probable es que el siguiente movimiento de los índices es que bajen a soportes. En esa zona de 9.400 nos plantearíamos, en función de cómo estén el resto de índices. Sí que podría ser razonable entrar en esa zona de soporte.

Bancos

El mensaje del BCE de la semana pasada de que aquí en Europa, los tipos se van a mantener a cero un año o más ha dejado al sector frío. Es un sector que depende mucho de la regulación europea. Está pendiente de si se completa la unión bancaria. Hay factores que indican que de aquí a dos o tres años podíamos tener buenas rentabilidades. A corto plazo, está en el ojo del huracán.

ArcelorMittal

Es un valor que ha subido mucho. Ahora está sensible a una posible corrección con el tema de los aranceles. Si nos ponemos muy pesimistas con la guerra comercial, podría acabar afectando a todo el mercado y casi todas las compañías. Si hay una caída del comercio mundial, las economías se van a resentir.

BME

Puede corregir ahora como todo el mercado. Otra cosa es si es un buen valor para el largo plazo. Para mí, BME tiene un problema. Es que está teniendo una creciente competencia de otras plataformas alternativas. En consecuencia, no se ve crecimiento. No se ve que pueda ser una compañía de crecimiento a largo plazo, que al final puede ser el motor de las cotizaciones. Tiene un buen dividendo, pero si reparte el 100% pero los beneficios no crecen la cotización será más bien estable. Para mí, invertir en BME es decir ¿me interesa una compañía que me da un 6% o un 7% de dividendo y poco más? Esa sería la cuestión. Si le interesa ese perfil de inversión, manténgase en BME olvidándose de qué precio entró. Siempre queda la sorpresa de que encuentre otras vías de crecimiento o que entren en un proceso de fusión. ahora mismo no vemos que el de BME sea un negocio de crecimiento.

Telefónica

Está complicada, sigue con ese goteo a la baja. Está perdiendo lo que era la zona de soporte importante en 7,40/7,50. No es un buen momento para entrar. Otra cuestión es que se lo plantee como una inversión a largo plazo en un valor con buen dividendo.

Quabit Immobiliaria

Las compañías inmobiliarias han tenido recientemente un cierto boom. Ha habido un interés por meterse en el inicio de un nuevo ciclo para la promoción inmobiliaria. Puede tener sentido meterse. Es algo diferente a lo que son las socimis que invierten en alquileres. Es un negocio de mayor riesgo. Tiene un soporte importante en 1,90.

Sede de Repsol

Repsol

Al calor de la subida del precio del crudo ha tenido muy buen comportamiento. Con los niveles de precio de petróleo en los que está es una compañía rentable con una buena generación de caja, que nos asegura también un buen dividendo. El caso de Repsol tiene posibilidades de un plan estratégico a largo plazo, de ir diversificando. A corto plazo, veo cierto riesgo de corrección después de esta subida. Esperaría a que volviese a la zona de 15/15,50.

Subida de Repsol en bolsa en 2018

Amper

Es una compañía que sale de una crisis muy fuerte. Ha presentado un plan estratégico agresivo, ambicioso. El mercado ha respondido positivamente. Sigue siendo una compañía de mucho riesgo pero al menos ahora hay algo a lo que agarrarse. El plan prevé multiplicar sus beneficios por cinco de aquí a 2020. Si está en el valor, le diría que se mantenga. El objetivo a corto plazo es el 0,35, donde tiene su primer nivel de resistencia.

ACS y Acciona

Son dos compañías que comparten que ambas son, originariamente, constructoras, pero han ido evolucionando de forma diferente. ACS se dedica a la construcción, pero con la compra de Abertis va a tener una división importante de autopistas, mientras que Acciona ha derivado en una compañía generadora de electricidad por vías renovables. Acciona sería una compañía de perfil más defensivo, mientras que ACS sería una compañía de mayor potencial de crecimiento pero algo de más riesgo. Las dos me parecen interesantes. ACS está en una tendencia alcista clara. Acciona, en la zona de los 70 euros, también ha dado señales de iniciar un movimiento. Tal y como están las dos, me decantaría por coger ACS en los 35 euros.

Adidas

Es una compañía de crecimiento. En principio, las proyecciones que se hacen prevén crecimientos en torno al 10% en los próximos años. Aquí no tanto porque se dediquen a abrir tiendas, sino porque el consumo de artículos deportivos están en aumento. Es una compañía que ha tenido una subida fortísima en los últimos años. Ahora se mantiene en un proceso de consolidación. Va en camino de los 185, si los rompiera, podría tener una corrección más profunda.

Cie Automotive

Las compañías que entran en el Ibex 35 lo van descontando antes. Como es relativamente fácil hacer el cálculo de quién va a entrar, ese impacto ya se ha producido. Los fondos que tenían que comprar CIE para adecuar su peso al Ibex ya han entrado y es posible que tenga una corrección. Esperaría que cayese en torno a los 32 euros, el primer soporte que tiene. La subida ha sido increíble en un entorno negativo del mercado.

Grifols o Inditex

Quizá me inclinaría por Grifols, ahora mismo. Inditex es una compañía en la que hay dudas todavía sobre su potencial de crecimiento. Quizá en este momento me inclinaría por Grifols.

Declaraciones a Radio Intereconomía