Este año es un año de renta variable, pero no es cierto que sólo haya que estar en bolsa. De hecho, en estos meses hemos visto una buena evolución de algunos fondos de renta fija. Lo que debe primar es el perfil de riesgo, y tener el peso en bolsa que a uno le permita dormir.
Sí hay que tener posiciones en bolsa por varias razones:
- Estamos en un entorno de una abundante liquidez.
- La rentabilidad de los dividendos es mejor que la de algunos bonos
Por mercados, nos sigue pareciendo muy interesante, la renta variable europea, sobre todo la periférica. También la renta variable estadounidense, que nos puede sorprender en algún momento.

A la renta fija cada vez le queda menos recorrido. A la hora de invertir en un fondo de renta fija, el inversor se debe marcar una menta, y es superar la rentabilidad que ofrecen los activos libres de riesgo, fundamentalmente los depósitos. Es decir, que supere el 1,5% al año que ofrecen los depósitos tradicionales de media. Así pues, vemos oportunidades en fondos de renta fija periférica que combinan deuda pública y privada, como el ESAF Capital Plus, EDM Ahorro, Carmignac Sécurité. Si nos fuéramos a renta fija corporativa, tanto investment grade, como high yield, nos gustan el EdR Euro Credit, el Vontobel EUR Corporate Bond Mid Yield, M&G Euro Corporate Bond. Nos gusta la deuda high yield de corto y medio plazo europea, a través del Fidelity European High Yield, y también la deuda emergente de corto plazo en divisa fuerte, Axa Emerging Markets Short Duration Bonds, que tiene un retorno del 3,5-4%.
Para los que quieran tener algo de renta fija y variable, nos gusta el March International Torrenova o el Echiquier Patrimoine, que tiene la parte fija a corto plazo y la parte de renta variable es de un 15% de la cartera.

Si el cruce euro-dólar se sitúa en torno a 1,40, se podría tener alguna posición en renta variable estadounidense o fondos internacionales que no cubran divisa, aunque estén denominados en euros. Eso sí, como posición minoritaria y para perfiles arriesgados. Si perforara el par los 1,35 dólares, sí seríamos más pro dólar. Sin embargo, no creemos que esto vaya a pasar, pues la Fed sigue drenando liquidez y porque el BCE no mueve ficha. Además, sigue entrando mucho dinero en los activos europeos y, en este sentido, el flujo de entrada soporta al euro. Una forma fácil de exponernos al dólar si perfora el 1,35 sería los fondos monetarios denominados en dólares.

Portugal podría crecer este año al 1% y ha reducido considerablemente su endeudamiento. Esto es de nota, pero, aquellos inversores que quieran tener exposición a este país, creemos que para la renta variable, serían buenas oportunidades los fondos que tienen posiciones en bolsa española y portuguesa, como Bestinver Bolsa, Siitnedif Tordesillas SICAV Iberia, Metavalor Internacional, Fidelity Iberia. Si alguien quiere tener exposición directa al mercado portugués, recomendaríamos fondos de la gestora Spitito Santo, como el Espirito Santo Euro Bond, Espirito Santo Opportunitie y el ESAF Capital Plus.