Como cada semana, Andrés Jiménez, analista de Enbolsa.net analiza la situación del mercado global de acciones y en concreto del Ibex35 desde un punto de vista técnico. 

Para los próximos meses somos optimistas pues esperamos que los índices continúen en fase expansiva. Sin embargo, el tercer movimiento podría no ser de forma tan lineal sino que podríamos  verlo en cinco movimientos. Ya hablamos de una figura de H-C-H invertido en que se ha superado el NeckLine con lo que lo  más probable es una vuelta a ese nivel, lo que le permitirá seguir subiendo hasta alcanzar el objetivo que estaría en los máximos del índice global de acciones. 

Si nos centramos en índices particulares, el tratamiento debería ser idéntico. En el caso del Ibex, la estructura no es el igual que en el mercado global sino que se parece más a una tendencia bajista pero si el mercado global de acciones sube, el selectivo también lo hará. Par los que piensen en atacar al Ibex, lo mejor es esperar a que se produzca la corrección para ir tomando posiciones a partir de ahí. Si el mercado decide tirar hacia arriba, veremos cómo el mercado también lo hace en la mayoría de índices. 

En gráfico horario, la subida de julio-agosto señala la estructura de cinco movimientos. Después viene una corrección en ABC, que es lo que estamos desarrollando ahora. Tenemos una primera caída con su primera divergencia en gráfico  horario, lo que ayuda a entender que estamos desarrollando un movimiento B para buscar el 61% de la caída anterior, en los 8.600 puntos. Desde ahí, terminaría el movimiento B para comenzara desarrollar el C. El objetivo estaría en los 8.200 puntos, soporte estático claramente definido. ¿Dónde está la zona de control? En ese nivel. Zona a la que nos dirigiríamos y donde acabaría el proceso correctivo.