Las consecuencias del resultado de las elecciones de Francia “pueden ser negativas, en cuanto a la incertidumbre, ya que en Francia se acaba del ciclo Sarkozy, que tenía ese eje con Merkel, proclive a las medidas de austeridad, mientras que Hollande no es partidario de esta política, a pesar de que, nos guste o no, es momento de llevar a cabo estas medidas”, indica Sara Carbonell, responsable de desarrollo de clientes y analista de CMC Markets.


En la renta variable, “si el CAC-40 pierde el soporte de los 3.088 puntos, puede ser el inicio de una gran caída. El DAX ha perdido los 6.500 y el siguiente nivel podrían ser los 6.250, que representa la media móvil de 200 sesiones. Sin embargo, si el DAX se recupera, puede ser una oportunidad de compra porque es un índice fuerte. En España, el Ibex 35 hoy viene influido por la situación de Bankia, entidad a la que quizás el gobierno tenga que financiar la reforma”.

Por otro lado, en Grecia el posible gobierno de ‘unidad nacional’ o coalición podría “aumenta las posibilidades de que salga del euro”.

Esta situación política también ha tenido repercusiones en el mercado de divisas. “El euro-dólar ha amanecido en negativo frente al resto de divisas e, incluso ha perdido los 1,30 dólares, lo que habrá hecho que hayan saltado los stops fijados en esa zona psicológica de soporte, por lo que ahora la tendencia no está tan clara”.

El dólar canadiense-franco suizo “sigue en el lateral comprendido entre los 0,9285-0,9150, pero a punto de romper al alza los 0,9280. Podríamos hacer Trading dentro de este lateral a través de CFDs”.