Hablamos con Sara Carbonell, Relationship manager de CMC Markets , sobre los nuevos comentarios de Donald Trump con los que arrancamos la semana, datos de crecimiento de china, datos corporativos del sector financiero que pasa por la pasarela de resultados en Estados Unidos.

Hemos recibido importantes datos macro sobre china en los últimos días, el superávit comercial de china con Estados Unidos, que aumentó durante el mes de junio, el PIB de China correspondiente al segundo trimestre, la producción industrial, ¿qué análisis hacéis en CMC Markets sobre estos datos?

Respecto al PIB de china se detecta una ligera desaceleración con la que ya se contaba, con lo cual no hay que alarmarse, es algo que ya se sabía, además entra dentro de la propia programación del gobierno chino. Si que es cierto que el dato de producción industrial ha sido peor de lo esperado y empieza a reflejar toda esa tensión y cómo está afectando a determinados sectores en el país asiático, y respecto al superávit que es algo que viene coleando hace tiempo pero puede hacer que Trump todavía haga más de las suyas y quiera subir más estos aranceles. Es importante lo que comentabas de esta semana y de la reunión de la OTAN porque una de las cosas que ha conseguido Trump es incrementar el presupuesto para defensa, cosa que no había pasado jamás, lo que quiere decir que tiene una personalidad fuerte, no hay que perderla de vista y los mercados están muy revueltos por Trump. Empezamos un 2018 con muy buenas perspectivas macro, el escenario de fondo sigue siendo positivo pero empieza a serlo un poco menos como estamos viendo con la pequeña desaceleración en el PIB chino.

Tenemos que tener en cuenta a nivel macro, no ahora en el primer semestre, sino a partir de ahora que si la situación sigue igual a finales de año podemos tener un escenario muy adverso.

En Europa la amenaza arancelaria sobre el sector automovilístico puede hacer mucho daño al Dax principalmente ya que tiene a gigantes.

Todas cotizan en el Dax y es de las pocas veces que hay divergencia entre el Dax y el Ibex y en esa divergencia la fortaleza no es el Dax. De toda esa caída que hemos visto desde que empezó todo esto, la del Dax es más intenso. Este sector se va a ver muy afectado y va a sufrir, en el pasado ya viene sufriendo por otros motivos y está bastante débil. BMV, Mercedes, Volkswagen, desde que empezó a finales de mayo todo esto han caído entre un 15 y un 18%, no es fácil que lo recuperen y para ello tiene que suavizarse el tema arancelario.

Cuando hablamos del sector de materias primas, acero, aluminio… es un efecto dominó porque son materiales que se utilizan en muchas industrias entre ellas la del automóvil y al final es la pescadilla que se muerde la cola y a nivel industrial probablemente el país que más afectado se vea en Europa es Alemania, con lo cual hay que ser prudente. Luego además hay que ver que el euro se sigue moviendo frente al dólar en un canal que incluso podría ser un poco alcista, venimos de unas caídas del euro que a Alemania les beneficiaban y a nosotros también y eran muy positivas para la UE pero ahora empieza a moverse en un canal más bien alcista, con lo cual eso tampoco ayuda.

El 25 de julio es la reunión se supone dónde se va a empezar a negociar ese acuerdo que Donald Trump esperaba que fuera justo

Yo estoy preocupada porque ahora de repente somos sus enemigos, toda la visita de la semana pasada es para analizar en un solo video y durante horas porque me parece cuanto menos curiosa. Las cosas que dice nose si es consciente como mueven no solo la economía sino los mercados bursátiles también, al final hay que analizar al detalle lo que dice y habrá que ver como se desarrolla todo esto también con el tema del Brexit y las indirectas que le lanza a Theresa May que es un tema que está incandescente en Europa. Este año si nos fijamos todo lo que está moviendo a los mercados es todo de corte geopolítico, no todo económico lo que pasa s que al final está afectando a la economía, ahora hay un índice que mide el riesgo geopolítico como afecta a los mercados y los analistas ya nos estamos dando cuenta de cómo la parte geopolítica que hace unos años no era tan importante tiene un peso muy grande sobre todo en la economía y en los mercados.

La comisión europea de hecho ha rebajado las perspectivas de crecimiento no solamente para el conjunto de la unión, la zona del euro, España, ¿Qué análisis estáis haciendo?

También era algo esperado, la propia comisión europea lo que dice es que el entorno global no es muy favorable y ya lo sabemos por todo lo que estamos comentando, además ha habido un incremento de los precios del crudo quizás mayor de lo esperado que lo que hace es elevar la inflación subyacente, de hecho estamos alejados todavía del objetivo con lo cual yo creo que eso no debería preocuparnos pero al final ha hecho esa previsión a la baja, que dentro del entorno en el que nos movemos es lo más lógico y de momento no le daría importancia. Lo preocupante es como vamos a estar si esto sigue así a finales de año, ahora mismo es lo que se esperaba.

¿Nos calmaremos algo más cuando lleguen las elecciones de mitad de legislatura de noviembre?

No lo se, la verdad es que al final todo lo que está viniendo de ahí cuando la economía en Estados Unidos tiene mucha fortaleza y eso lo decía la Fed este fin de semana y es cierto, estamos viendo buenos resultados y debería dejar las cosas fluir en su cauce normal, pero ojalá nos calmemos. Estamos en un entorno tan volátil desde un punto de vista de tensión geopolítica que yo creo que no se puede hablar incluso ni a tan largo plazo, eso que sería medio plazo ya me suena lejano y hay que ver lo que va a pasar por lo menos de aquí a septiembre a ver si se suaviza el tema arancelario.

En este escenario, en este sentido, para el inversor del Ibex 35 ¿Hay oportunidad de rentabilidad? ¿Hay que ser más defensivo? ¿Hay valores que están cobrando atractivo?

Creo que sí, ahora estamos viendo mucho como las energéticas están en auge a pesar de la profunda caída que tuvo el crudo la semana pasada de más de un 7% que se debió a diversos motivos, la propia perspectiva de la demanda de la OPEP revisada a la baja en 2019, la reapertura de muchos puertos en Irán antes de las sanciones apurando al máximo, la actitud de Arabia Saudí que se alió con Estados Unidos para contener el precio, todo provocó un desplome de datos brutal de perspectiva del año que viene. Ahora se está moviendo entre los 75 dólares aproximadamente e incluso con eso no ha afectado tanto a Repsol, tenemos una compañía como Repsol o Naturgy que tiene un plan estratégico impecable que el mercado está premiando más de un 10% desde que se presentó el plan en Londres, muy buenas perspectivas y eso creo que puede actuar de sector defensivo. El sector que más  estás sufriendo es la banca y donde puede haber más oportunidades es en este sector un poco como cobertura o como defensa pero creo que hay que hablar de corto plazo, no tanto de largo plazo si pensamos en un inversor de bolsa o trader, porque realmente los cambios que estamos viendo por la volatilidad son muy intensos. Pienso en el verano y estos sectores están respondiendo bien, de todas formas hay activos que nos permiten cubrir la cartera porque luego hay otros inversores que tienen las acciones al contado por ejemplo de Telefónica, de valores que sufren más cuando hay situaciones como esta y se pueden tomar las posiciones cortas en un momento determinado para cubrir el riesgo de la cartera.

Hablando de Telefónica, es una compañía que tienes que tener poca aversión al riesgo porque tiene mucha volatilidad en sus movimientos pero desde un punto de vista de gestión lo está haciendo bien y puede tener potencial, aunque en este caso sí que esté hablando más de largo plazo porque para ver ese potencial probablemente el inversor tendrá que sufrir.

¿DIA va a salir del hoyo?

Creo que DIA lo tiene muy complicado, está muy expuesta al efecto divisa, tiene una competencia muy importante en España con grandes superficies como Mercadona, tiene que reinventarse mucho y al final fomentar quizás más su parte online que funciona mejor pero desde luego reinventarse no solo en nivel precio sino también a nivel producto. Creo que lo tiene complicado y soy de las que piensa que todavía incluso puede caer más, con lo cual ojo y no estoy recomendando nada pero hay que ser prudente con un valor así y a juzgar por sus últimos resultados tiene muchas asignaturas por delante

Quienes están ahora en el punto de mira son las grandes financieras en Estados Unidos, hemos visto a City Bank, a JP Morgan, Wells Fargo, desfilar por la pasarela y esta semana queda otros gigantes.

No perdamos la vista a Netflix que se espera un incremento de ingresos de mas de un 40%, tiene un beneficio por acción de 0,79, unas perspectivas muy fuertes de entrada en India, inversiones para los contenidos en Europa creo recordar que era una gran inversión para Europa y está en auge. A pesar de toda la revalorización que tiene que hay casas de análisis que creen que cotiza por encima de sufer value pero aun así creo que puede tener potencial. Respecto al sector financiero los resultados de JP Morgan y City fueron buenos, por encima de lo esperado y demuestran la vuelta al negocio tradicional y como el sector minorista está empezando a resurgir con el  incremento de la demanda de crédito, de las comisiones y los resultados se han visto beneficiados por la reforma fiscal pero en el negocio vemos que se muestra esa fortaleza de la economía americana.

Wells Fargo tiene más asignaturas pendientes y le sigue pesando el escándalo de hace dos años, por eso me quedo con estas dos y veremos que pasa con las demás financieras.