Atrys Health ha comenzado recientemente a cotizar de forma continua en el MAB y ha pasado a formar parte del Ibex MAB 15. Hablamos con el director de asuntos corporativos de la compañía, José María Huch, acerca de cómo puede influir esto en la compañía y cuáles son sus objetivos próximos.

¿Qué supone la cotización continua de Atrys en el Mercado Alternativo Bursátil?

Supone un paso adelante en cuidar el negocio del negocio. En Atrys tenemos claro que tenemos el “negocio” como una compañía normal pero al ser cotizada tenemos que cuidar a nuestros accionistas (negocio del negocio) y es dotar de mayor liquidez a la cotización de Atrys y el poder pasar de fixing a continuo nos permite  mejorar la liquidez de la acción. Los datos están ahí: en los primeros cuatro meses de este año hemos tenido un volumen de 3 millones de euros, que es el triple de lo que movimos durante todo el ejercicio pasado. Y eso es por el paso de fixing a continuo.

¿Qué perspectivas tenéis sobre la inclusión de la compañía en el Ibex MAB 15?¿Cuáles son  vuestras expectativas?

Va en la misma línea. Entrar dentro de un índice hace que la acción tenga más visiblidad y le dé más profundidad y liquidez a la acción. Sigue el mismo patrón que el paso de fixing a cotización continua.

Han comprado recientemente Telrads por 4,8 millones sin deuda y con un pago a tres años, ¿qué supone esta operación para Atrys?

Hemos lanzado una oferta vinculante, aún sujeta a Due Dilligence, pero si hacemos la transacción supondrá doblar el tamaño del área de negocio de radiología que tenemos en España, nos convertirá en líderes en este segmento, supone poder aprovechar economías de escala por tener mayor volumen, tendremos un pool de más de 70 radiólogos en España trabajando para nosotros y seremos la primera compañía de teleradiología con este nivel de especialistas médicos y sobre todo supone incorporar a un equipo directivo fundador de Telrads al equipo de Atrys. Tanto Manuel como Iván serán un activo muy importante dentro de la compañía.

¿Qué más operaciones se plantean en el horizonte?¿Por dónde van sus vías de crecimiento?

Básicamente a nivel de crecimiento inorgánico  objetivo es adquirir al menos dos compañías más durante 2018 y estamos hablando de compañías que facturen entre 1-3 millones de euros, que no tengan endeudamiento, Ebitda positivo, que puedan ser adquiridas a múltiplos de valoración razonables y sobre todo que tengan un buen equipo gestor que permita reforzar el equipo de ATrys y sobre todo, que tengan encaje estratégico y que permitan mejorar nuestra ventaja competitiva en el mercado.

En el mes abril lanzaron sus resultados de 2017 con un incremento del 32% en sus ingresos, hasta los 6 millones de euros. ¿qué previsiones tienen para lo que resta de año?

En 2018, el objetivo es a nivel de crecimiento orgánico seguir creciendo a doble dígito. Seguir manteniendo esta velocidad de crucero y, si llevamos a cabo estas 2-3 transacciones que son el objetivo, lo que buscamos es dar un salto en el tamaño de la compañía. El valor dependerá de las transacciones que vayamos cerrando pero nuestra intención es añadir 6-7 millones de facturación con las compras que hagamos este año.

Tras las dos ampliaciones de capital que lanzaron a finales de 2017 y comienzos de este año. ¿Tienen en mente alguna más?

Con las ampliaciones que hicimos tenemos suficiente munición para cumplir con el plan estratégico 2018-2019 pero  siempre estamos estudiando posibilidades de adquirir compañías que tengan claro encaje estratégico en Atrys. Si apareciera una oportunidad de una empresa que sea estratégica para nosotros, que tenga un tamaño considerable y que requiera de una ampliación de capital, la propondríamos a nuestros accionistas para generar valor para ellos y para la compañía.

¿Cómo está configurado el accionariado actual de Atrys?

Actualmente tras las ampliaciones de capital el 20% del accionariado pertenece al grupo de capital riesgo Inverready, que ha sido un inversor tradicional en la compañía, un 15% está en manos del equipo directivo de la compañía; un 15% en manos de Caser que se incorporó en la ampliación de capital, 20% en el que se agrupan varios familiy offices y finalmente un 30% es free float. Nuestro objetivo es seguir manteniendo este capital flotante para que la compañía tanga una liquidez suficiente para nuestros accionistas.