En el marco del Foro MedCap celebrado en al Bolsa de Madrid, contamos con Félix Abánades, presidente de Quabit.

Si le parece comenzamos con la junta de accionistas del próximo 28 de junio, en la que tienen la propuesta de pagar un dividendo a sus accionistas. ¿Cómo, cuándo y cuánto pagarán de dividendo?

Por segunda vez la compañía reparte un dividendo en acciones. Haremos una ampliación de capital para el reparto de este dividendo. Se reparte una acción por cada 20 acciones, que suone uan retribución del 5%. Cuándo, depende los trámites pero prevemos que estén cotizando en la primera quincena de septiembre.

En cuanto a la junta de accionistas, quería destacar que llevamos a aprobación un plan de remuneración en acciones para los directivos que estará ligado tanto al valor de la acción como al cumplimento del plan estratégico de la compañía. Se delega en el consejo para que establezca hasta cuánto (llegamos a un máximo del 4%) y las personas que entrarán. Como es una compañía que está pegando un salto cuantitativo importante, queremos tener un equipo consolidado en el que trabajemos todos muy motivados y alineados con los accionistas de la compañía.

Le quería hablar de eso, del Plan Estratégico hasta 2021. Desde que finalizaron con éxito la ampliación de capital, han acelerado el Plan de inversiones cerrando operaciones para 1.097 viviendas. Estas sumadas a las que tienen en cartera suponen un 56% del objetivo, ¿ahora qué?

De las 4.092 viviendas que teníamos previsto entregar en el Plan de Negocio, en este momento tenemos 1.226 que venían de suelos en cartera más las 1.100 suponen casi un 60% de lo previsto. No solo hemos comprado suelo para viviendas sino que en muchos de ellos estamos trabajando para conseguir comercializar esas 1.000 viviendas antes del verano y seguimos estudiando nuevas inversiones que cerraremos por otras 400-500 viviendas en los próximos dos tres meses pero ahora sí es cierto que con más tranquilidad. El esfuerzo inversor gordo ya lo hemos hecho, además en zonas con alta demanda y potencial de revalorización.

¿Cómo  van a financiar ese porcentaje de viviendas que les queda?

Tenemos un acuerdo con Avenue Capital, la mayoría se financian con la línea de 60 millones que nos dio y con esos recursos contamos más los que captamos en la ampliación de capital.

En los últimos años hemos visto una eclosión de Socimis en bolsa. ¿Hay suelo para tanta socimi? ¿Cree que vamos hacia una mayor especialización por nichos de mercado?

Las socimis hasta ahora todo lo que han comprado y su negocio es exclusivamente en edificios terminados, bien residenciales u oficinas. Lo que hay es una división clara entre mundo promotor y el patrimonialista. El mundo patrimonialista, bien sea residencial, comercial o de oficinas estará representado por las Socimis y el mundo promotor estará liderado por las promotoras que estamos ahí, que hemos sobrevivido y otras compañías dominadas por fondos de inversión.

¿Ven la internacionalización como vía de crecimiento a futuro?

Nuestra visión es que el sector tendrá crecimientos casi hasta el año 2025 en España.  Hemos estado diez años de bajada y ahora tocan diez años de subida pero además el año pasado ser  terminaron 50.000 viviendas. La media histórica de absorción de viviendas del mercado son 220.000 viviendas, es multiplicar por cuatro veces y eso cuesta tiempo. Nos llevará hasta 2022 llegar a esa media histórica. Creo que el ciclo será algo más largo porque no se va a llegar a un burbuja como vimos de 2004 a 2007.

Con lo cual, no planteamos la internacionalización porque lo que toca es España que ahora es el mercado más atractivo, sin lugar a dudas.

Si le parece hablamos del beneficio que tuvo la compañía durante el primer trimestre del año, cuando anunciaron un beneficio de 1,7 millones desde las pérdidas de 2016., ¿Qué esperan para el resto del ejercicio?

Nosotros notamos la facturación y las promociones cuando entregamos las viviendas. El período de una maduración de una promoción es, mínimo, 30 meses con lo que hasta el año que viene y sobre todo 2019 será cuando recogeremos tanto ventas como el resultado de todas la promociones que estamos empezando a poner en marcha. El resto de los ejercicios nos disminuye la cifra de negocio porque hasta ahora vendíamos stock, tanto de producto terminado como ventas a entidades financieras de dación en pago de suelos, con lo que nos bajan las ventas y los gastos siguen.  La previsión es que tengamos pérdidas operativas al meno este ejercicio pero que acabaremos en positivo puesto que la compañía tiene palancas de valor para activar en el balance: créditos fiscales y quitas de deuda, entre otros.

Es reseñable el recorte de deuda por el pago de 7 millones a la Sareb, ¿qué objetivo tienen en este sentido?

La deuda la tenemos con un calendario de pagos muy claro, aplazado, hasta el año 2022. Sí hacemos ampliaciones de capital, el 20% tenemos que destinarlo a amortización de deuda y si repartimos dividendo en efectivo, también hay que destinar un 20% anticipadamente a esa deuda. Eso nos permitirá recoger un beneficio de la quita asociada más la condonación de los intereses.

En la última ampliación de capital usted incrementó su porcentaje hasta el 21.23% tras la compra del paquete a Martibalsa, ¿se tiene cómodo con este porcentaje?

Me encantaría tener mucho más y tener más del 50% de la compañía pero la situación económica y ampliaciones de capital nos han ido diluyendo. En la ampliación de capital bajamos al 18,6%, cedimos nuestros derechos a un inversor que nos prestó dinero para acudir a la operación, y luego cerramos operación con Martibalsa para comprar su paquete del 2% que estaba asociado a garantizar una deuda con una entidad financiera. Bajaremos algo el porcentaje para cumplir los pagos con dicha entidad pero no contemplamos bajar del 20% a corto plazo y en la medida en que podamos si hay más ampliaciones de capital trataremos de acudir y ojalá podamos incrementar nuestro porcentaje.

Ahora que estamos en plena etapa de movimientos corporativos, ¿han recibido interés por parte de alguna compañía?¿Se ven más compradores o comprados?

No te exagero pero todas las semanas hay alguna operación desde aportación de activos a cambio de acciones, hasta alguna compañía que te ofrece para entrar en ella y hemos recibido interés de compra. No sé qué vamos a hacer pero estamos barajando varias alternativas porque nuestra idea es crecer lo más que podamos y algo haremos.

A nivel de cotización, la compañía sube un 14% en el año y hay quien dibuja un potencial del 230%, ¿lo ve factible?

Este potencial era para el año 2019, es el año en que entregaremos gran parte delas casi 2000 viviendas que tendremos en promoción este ejercicio con lo que cogeremos toda la caja de estas promociones y todos los resultados. Estamos cotizando por debajo de nuestro valor en libros, otras compañías han salido muy por encima a cotizar y creo que tenemos muchas cualidades positivas, seremos la más competitivas en cuanto a diseño de producto y capacidad de comercialización con lo que a medida que se vislumbre nuestra capacidad para llevar a cabo el modelo de negocio, el mercado nos debería premiar.