Según Sara Carbonel, relationship manager de CMC Markets, este últimos trimestre es clave para los mercados, especialmente para el español, tan dependiente de los bancos, pues podríamos entrar en una tendencia bajista que marcara todo el 2015.
¿Qué opina de la intervención de Mario Draghi ayer acerca de las medidas que tomará el BCE para comprar titulizaciones?
En mi opinión, estamos esperando mucho del BCE y la ausencia de información y de concreción hizo que corrigieran los mercados. Quizás esperamos demasiado del BCE y de que Súper Mario arregle todo a través de sus medidas, pero los países deberían adoptar medidas estructurales y personales, pues lo que sucede en Europa no sólo es un problema de liquidez, como indicó también Christine Lagarde. Hay que adoptar más medidas estructurales, invertir en infraestructuras, en I+D y, sobre todo, en reformas fiscales en los países.
Creo que el BCE podría haber sido más exhaustivo, pues el mercado se mueve por expectativas y por ello cayó ayer, pero es que no sólo el BCE tiene que adoptar medidas, también los países. De hecho, aunque el crédito fluya, necesitamos que se cree empleo.

Se espera que el programa de compra de titulizaciones por parte del BCE ascienda a 250.000 millones, ¿sería suficiente?
Sería suficiente si el BCE llega a los niveles de balance de 2012, pero no son suficientes las medidas en sí, hay que meter mano en medidas estructurales por parte de los propios países, con medidas fiscales orientadas a crear empleo, I+D y ayuda a las PYMES. El BCE no puede ser el rescatador de todos, pues falta algo más en la economía real.

El EURUSD se sitúa en torno a 1,264, sin moverse mucho por las palabras de Draghi ¿qué niveles maneja para el par?
He avisado alguna vez de que el euro está muy fuerte, pero es cierto que tampoco es bueno que el euro esté muy débil, pues aumenta el coste de importaciones de las materias primas que cotizan en dólares y ese aumento de costes puede hacer subir el precio de sus productos, pero ese aumento, si no va acompañado de aumento de salarios, creará una inflación no natural. De hecho, esto haría que nos empobreciéramos más.
El tramo importante está entre 1,20 y 1,40. Ha retrocedido el 61,8% hasta 1,2780, y va camino del 100% de retroceso, que serían los 1,20. Por debajo de 1,20 el BCE podría preocuparse por la divisa. La tendencia sigue siendo bajista porque el euro esté débil por la política expansiva europea y también por que el dólar está fuerte frente a una cesta de divisas. Todo rebote del par debería frenarse en 1,2780, que es un stop de medio plazo.

Tras las caídas de ayer, hoy las bolsas europeas rebotan, ¿pero es sostenible la subida?
Ayer cayeron porque se esperaba más concreción en las medidas del BCE y hoy rebota. Es cierto que 2014 era el año de la renta variable y no lo ha hecho mal, pero vamos a estar en un entorno más complicado y podríamos tener un cambio de tendencia en 2015 e, incluso entrar en tendencia bajista. En el caso del Ibex 35 hemos perdido el soporte de corto plazo de los 10.620 y el siguiente soporte lo tiene en 9.975 puntos. Además, como el Ibex 35 depende mucho de la banca, se ve muy influido por el entorno económico, por ello, serán citas importantes los tests de stress y el próximo TLTRO. Lo que pase en estos tres últimos meses va a determinar la tendencia en 2015.