La horquilla de cotización durante 2008 entre el euro y el dólar ha alcanzado los 2100 pipos . Desde su máximo de 1.6038 en Julio pasado alcanzó su mínimo anual (por ahora) el pasado viernes 12 de Septiembre al cotizar a 1.3882 Si tomamos como referencia la horquilla media desde la creación del euro, que está en torno a 1900 pipos, la actual situación parece excepcional y, sin embargo no es así. La fluctuación EUR/USD en el año 2003 fue de 2300 pipos, mientras que en el 2002 la cotización osciló en 2200 pipos.
Lo excepcional en este caso es la volatilidad que se sitúa a los niveles más altos desde 2001, en línea con los constantes sobresaltos a los que el mercado nos está sometiendo. Lógicamente el mercado se tranquilizará y la amplitud de la horquilla de cotización EUR/USD se reducirá. Pero para eso tendremos que esperar al menos un mes. Si nos fijamos en la evolución del precio del petróleo en los últimos meses, observaremos que los máximos y mínimos en su cotización coinciden en el tiempo con los del EUR/USD. El crudo llegó a máximos históricos el 11 de julio pasado, al alcanzar 1475,5 $/barril, llegando a tocar los 88,99$/barril el pasado martes día 16. Este retroceso en la cotización de un bien que, como el crudo, impregna la mayor parte de las actividades económicas, es el principal responsable de un mejora de 14,8 puntos en el índice alemán ZEW de expectativas económicas, que ha hecho también que la inflación en la zona euro retroceda en dos décimas, hasta 3,8 por ciento en agosto. Por otra parte, la revalorización del dólar frente al euro puede suponer una bocanada de oxígeno para las ralentizadas exportaciones europeas. Algo ya necesario en una economía con un déficit comercial de 2.300 millones de euros en julio pasado frente al superávit de 5.000 millones de euros registrado en julio del 2007. Las exportaciones subieron un 10% interanual en julio, mientras que las importaciones crecieron un 17%. El periodo de recuperación en la cotización de la divisa americana se ha visto también reflejado en los datos de evolución patrimonial de fondos de inversión españoles del mes de agosto, donde la categoría de Renta Variable de EEUU ha saltado al podium de los ganadores con un aumento de un 5,37 por ciento, según VDOS, el mayor incremento por categorías en el último mes. La subida del dólar ha jugado su parte en los más de 36 millones de euros de aumento patrimonial por rendimiento, mientras que las suscripciones han supuesto solo 163 mil euros, aún así la única cifra positiva de captación patrimonial en renta variable de fondos españoles. Dos ejemplos concretos de esta evolución positiva son el FONCAIXA BOLSA USA, que durante el mes de agosto acumuló una revalorización de 7,92 por ciento, y el SABADELL BS DOLAR BOLSA con un 7,67 por ciento de rentabilidad en el periodo. Los datos de VDOS parecen apuntar hacia una confianza del inversor en la pronta recuperación del mercado americano durante agosto que ya se apuntaba los dos meses anteriores pero que, después de las últimas noticias, podría sufrir un cierto quebranto. Tenemos pues un buen mes de agosto en renta variable de EEUU, descenso en la cotización del petróleo y en los datos de inflación, retroceso en la cotización del euro respecto al dólar y aumento en las exportaciones de la zona Euro. Se pueden encontrar algunas lucecitas de esperanza entre toda la barahúnda de noticias negativas en la que estamos inmersos los últimos días, de las que la quiebra de Lehman Brothers ha supuesto sin duda el golpe de mayor efecto. El ejercicio que está llevando a cabo el mercado no es sino una purga de los excesos cometidos en los últimos años. Todos sabemos que, después de haber comido en exceso, tenemos que pasar un poco de hambre para recuperarnos. El proceso es doloroso y en los casos que estamos viviendo en esta crisis, está tan extremadamente distribuido que cualquiera puede verse afectado. Parte de la cara oscura de la globalización. En España, la CNMV ya ha definido la magnitud del impacto de la quiebra de Lehman en 300,2 millones de euros, de los que 242,7 corresponderían a fondos de inversión. Y aquí es donde podemos percibir la idoneidad de estos productos para el inversor individual. Como explicaba muy bien Ignacio Rodríguez de M&G Investments en www.cotizalia.com el pasado miércoles día 17, además de las conocidas ventajas fiscales y de diversificación, el fondo de inversión ofrece una mayor protección al inversor al tener limitada su inversión en valores de un mismo emisor en un porcentaje no superior al 5%. Sólo excepcionalmente puede ampliarse hasta un 10 o incluso un 20 por ciento, pero entonces ha de contarse con garantías adicionales. Muy distinta va a ser la situación de los tenedores de acciones o bonos de Lehman cuya prioridad de reembolso de inversión queda en el extremo de la cola en una situación de quiebra. Serenidad pues y firmeza frente a la tempestad. En estos momentos de extremada turbulencia no debemos perder de vista las corrientes de fondo. Como inversores bien diversificados los participes en fondos de inversión disponemos de una cobertura superior a la inversión directa. No huyamos de una llama a una hoguera. Paula MercadoDirectora de AnálisisVDOS Stochastics